El conflicto laboral del SAD llegó al pleno

El conflicto laboral que afecta a las trabajadoras del servicios de ayuda domiciliaria (SAD), en huelga indefinida desde el 19 de junio, tuvo su plasmación en el apartado de ruegos y preguntas. Dos trabajadoras tomaron la palabra para reclamar soluciones para su precaria situación. Este colectivo considera que al tratarse de un servicio ofrecido y costeado por el ayuntamiento, este tiene mucho que decir en la búsqueda de una solución al conflicto que estas trabajadoras mantiene con Clece, subcontratista del SAD.

La alcaldesa María Ubarretxena (PNV) recordó que el ayuntamiento ha hecho todo lo que ha estado en su mano para mejorar las condiciones laboral «en lo parte correspondiente los servicios que provee el consistorio». Pero Clece presta además servicios de ayuda domiciliaria de carácter privado, y en la negociación de las condiciones laborales de esas horas el ayuntamiento «no puede intervenir», resaltó la regidora. Desde la oposición, sin embargo, recalcaron que sí hay margen legal para que el ayuntamiento pueda «presionar políticamente a Clece denegándole prórrogas en otros servicios, como el limpieza, o por medio de una declaración pública denunciando las condiciones laborales de estas trabajadoras, o incluso considerando la posibilidad de municipalizar el servicio» apuntaba Igor Urizar de Baleike Podemos.

Clece, actual adjudicataria del SAD, descarta renovar la contrata y terminará el contrato el próximo 30 de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos