De la conducción de fibrocemento a la fundición dúctil

El fibrocemento se popularizó en la década de 1930 como la panacea. En un pleno celebrado el 29 de julio de 1930 los corporativos se deshacen en alabanzas a las virtudes de este material fabricado con cemento y amianto. Durante las siguientes décadas se plantarían miles de kilómetros en sustitución de las tuberías de hierro fundido. Hasta que en la década de 1980 empezó a extenderse el conocimiento de las propiedades cancerígenas del amianto. Desde entonces, han ido sustituyéndose por tuberías de fundición dúctil y otro materiales, y en esta tarea Arrasate se halla entre los 3 pueblos de Gipuzkoa más adelantados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos