Condenado a un año y cuatro meses de prisión por grabar con su móvil a una chica en los baños de un centro escolar de Gipuzkoa

Condenado a un año y cuatro meses de prisión por grabar con su móvil a una chica en los baños de un centro escolar de Gipuzkoa

El hombre, que había sido alumno en el pasado, utilizó un teléfono móvil

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

Un juzgado de San Sebastián ha condenado a un año y cuatro meses de prisión a un joven que grabó con su móvil a una chica cuando se hallaba en el interior de unos baños. El encausado ha sido declarado autor de un delito contra la intimidad. La pena imputes al joven, que también ha sido sentenciado a una multa de 1.080 euros, ha quedado suspendida con la condición de que en los próximos dos años no cometa ningún otro delito.

El caso se remonta al 30 de mayo de 2017, fecha en la que acusado, «con ánimo de menoscabar la intimidad» de la joven, accedió a los baños femeninos de un centro escolar de una localidad de la cuenca del Deba. Según la resolución, el acusado, que había sido alumnos de dicho, entró a uno de los váteres que estaban separados por paneles y abiertos tanto su parte superior como inferior.

De esta manera, de acuerdo al relato de hechos probado recogido en la sentencia, el chico introdujo su teléfono móvil con la aplicación de la cámara accionada por debajo de la puerta y comenzó a grabar a la chica, mientras que esta se hallaba dentro.

En la fecha señalada para la vista, celebrada en el Juzgado de lo Penal numero 2 de Donostia, el acusado mostró su acuerdo con la pena solicitada por el ministerio fiscal, de forma que se dictó una sentencia de conformidad.

La resolución detalla que para el pago de la multa impuesta, se permite que investigado la vaya pagando de forma fraccionada, en plazos de 90 euros al mes.

El magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Donostia, Santiago Romero Buck-Arstad, ordena también que se proceda a la destrucción de la tarjeta que contiene las imágenes grabadas por el acusado y que permanecían en la causa como prueba de convicción.

Al tratarse de una sentencia de conformidad, ésta es firme y por los tanto no cabe recurso alguno contra ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos