Un concurso premiará la mejor huerta de todo el valle de Leintz

Labor. Un hombre trabaja su huerta en Arrasate / OLIDEN
Labor. Un hombre trabaja su huerta en Arrasate / OLIDEN

La inscripción previa se cierra el 7 de septiembre y el ganador recibirá un lote de complementos y utensilios para la huerta por valor de 150 euros

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La feracidad de las huertas durante el verano, con abundancia de vainas, tomates, pimientos, calabacines, berenjenas... constituye la merecida recompensa al trabajo que los horticultores realizan durante el año. Este punto culminante de la cosecha estival es sin duda el momento idóneo para reconocer y premiar el mimo y el cuidado con el que los hortelanos locales cultivan sus parcelas.

Por ello, la Mancomunidad de Debagoiena y el Ayuntamiento de Aretxabaleta organizan una nueva edición del concurso de huertas abierto a la participación de todas las huertas del valle de Leintz (Arrasate, Aretxabaleta, Eskoriatza y Leintz Gatzaga). Para participar es necesaria la inscripción previa en Arkupe (Casa de Cultura de Aretxabaleta) o por correo electrónico en la dirección turismo@debagoiena.eus, antes del 7 de septiembre.

El premio, que va a consistir en un lote de utensilios y complementos para la huerta por valor de 150 euros, se entregará al ganador el 22 de septiembre en Aretxabaleta, en Herriko Plaza a las 14.00 horas, en el marco de los actos de la Semana del Tomate que se celebrará del día 25 al 30 del mes que viene.

Tomate de Aretxabaleta

De hecho, uno de los aspectos que se valorará positivamente a la hora de conceder este premio será la plantación de la variedad conocida como 'Tomate de Aretxabaleta', considerado, «con toda seguridad, el más popular de Gipuzkoa». Así lo afirma Marc Badal Pijoan en su investigación 'El tomate de Aretxabaleta. Biodiversidad, territorio y conocimiento compartido'.

El autor señala en el prólogo que «gracias al éxito obtenido en concursos y degustaciones, (el tomate de Aretxabaleta) ha alcanzado un reconocimiento comparable al de variedades tan emblemáticas como la alubia de Tolosa o la guindilla de Ibarra».

Tratamiento biológico

El jurado encargado de fallar el concurso de huertas, formado por expertos en la materia y personas nombradas por el consistorio atxabaltarra, valorará asimismo el abono y tratamiento biológico de la tierra, así como que la tierra y la huerta estén trabajadas correctamente. Obtendrán más puntos las huertas que más se aproximen a la labranza tradicional: riego, tratamiento de plantas, semillas...

También será puntuable la variedad y riqueza de las plantas. Por contra, la utilización de veneno restará puntos. Aunque si se utilizan productos no nocivos ni para las plantas ni para la salud no habrá penalizaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos