Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«Hemos colaborado como lo hacemos cada vez que se extravía un gato»

Regreso. Miriam Trezise y su gato Twinkles partieron ayer por la mañana en automóvil rumbo al ferry de Calais. / DV
Regreso. Miriam Trezise y su gato Twinkles partieron ayer por la mañana en automóvil rumbo al ferry de Calais. / DV

La dueña de Twinkles ha donado finalmente los mil euros de la recompensa a Kaonbi, la asociación de amantes de los gatos |

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La dueña del gato Twinkles, Miriam Trezise, y su padre Neil, partieron ayer por la mañana rumbo al ferry de Calais (Francia) en automóvil con su recién recuperada mascota debidamente enjaulada y bien provistos de rellenos de Bergara y otras ricas viandas regaladas por las voluntarias de Kaonbi. Agradecían así a esta familia británica la generosidad mostrada al donar a esta asociación los mil euros de la recompensa que fijaron para quien devolviera a Twinkles a sus dueños. Un dinero que «no buscábamos y que incluso intentamos rechazar cuando Miriam nos lo entregó sorpresivamente el martes por la noche», aseguraba Marimar de Kaonbi. «Hemos colaborado en la búsqueda de Twinkles del mismo modo que lo hacemos cada vez que se extravía un gato», afirmaba Marimar resaltando el desinterés que mueve a estas voluntarias. Pero Miriam Trezise les insistió en que el dinero «era una donativo para la asociación, y la verdad es que nos va a venir muy bien» admitía Marimar.

 

Fotos