En busca de la imprenta del abuelo

Fiestas. Ejemplar del programa de fiestas de 1935 con el pie de imprenta de Ricardo S. Chavarría./DV
Fiestas. Ejemplar del programa de fiestas de 1935 con el pie de imprenta de Ricardo S. Chavarría. / DV

La empresa madrileña Gráficas Santamaría hunde sus raíces en Arrasate en 1925 Cinco nietos y bisnietos de Ricardo Santamaría Chavarría visitarán el día 10 la localidad de origen de su negocio familiar

KEPA OLIDENARRASATE.

Cinco nietos y varios bisnietos del impresor Ricardo Santamaría Chavarría, fallecido en 1950, vendrán a Arrasate el próximo 10 de noviembre para visitar por primera vez la localidad donde germinó el negocio de gráficas que esta familia aún regenta en Madrid.

Gráficas Santamaría es una empresa casi centenaria cuya trayectoria hunde sus raíces en Arrasate en 1925. El burgalés Ricardo Santamaría Chavarría inauguraba aquel año una imprenta que pronto alcanzaría fama de excelencia profesional y que además contaba con una maquinaria tecnológicamente puntera en su época. Así lo escuchó Josemari Velez de Mendizabal de boca de veteranos empresarios de la localidad. «Muchas veces me contaron que ellos trabajaban con Chavarría», como era conocido este impresor burgalés en Mondragón.

En su imprenta se hacían «toda clase de trabajos con gran esmero, en negro y todos los colores, y a precios moderados». Así lo proclamaba el elegante encabezado a dos tintas de las facturas que emitía la «Imprenta Ricardo S. Chavarría. Calle de Resusta, núm. 11 duplicado. Mondragón (Guipúzcoa)».

El escritor e investigador Josemari Velez de Mendizabal aseguraba haber «buscado infructuosamente por viejos talleres y oficinas los impresos realizados por Chavarría». De hecho, el reputado impresor burgalés hacía toda la papelería para la recién fundada Elma (1924), e incluso «creo que de esta fábrica le encargaron además la impresión de algún catálogo», añadía, aunque no ha podido encontrar ningún ejemplar que avale esta presunción. Lo que este investigador sí conserva son sendos programas de fiestas de San Juan, impresos por Chavarría, correspondientes a los años 1927 y 1931.

A Madrid en 1935

Ricardo Santamaría Chavarría permaneció al frente de su imprenta mondragonesa durante 10 años, y fue en esta localidad donde «nacieron cuatro de sus hijos» explica su nieto Ricardo Santamaría Lozano.

«Motivos familiares» le llevarían a mudarse a Madrid en 1935, donde continuaría con su actividad en el sector de las artes gráficas inaugurando una imprenta en el barrio de Argüelles. Actualmente Gráficas Santamaría mantiene su actividad en el mismo sitio y la empresa es dirigida por la cuarta generación de esta saga de impresores.

«Con mimo y esmero, nuestro bisabuelo enseñó el oficio a sus hijos, sus hijos a los suyos, y así hasta nuestros días. Cada uno de nosotros hemos hecho evolucionar el negocio adaptándonos a los nuevos tiempos y a las tendencias, invirtiendo en nuevas máquinas y formación de nuestro equipo. Pero siempre sin olvidar lo que nuestro bisabuelo nos transmitió: atención personalizada al cliente y máxima calidad en cada uno de los trabajos que pasan por nuestras manos», se lee en la página web de esta empresa.

Entre otros impresos de carácter histórico que conservan de su bisabuelo, los Santamaría guardan un ejemplar del programa de fiestas de San Juan del año 1935, el último que saldría de imprenta de Chavarría en Mondragón. Con el gran pelotari Juan Bautista Azkarate 'Mondragonés' en portada, el librillo entrevera citas festivas, anécdotas y chistes y algunas fotografías que hoy resultan llamativas. En una de ellas se aprecia el desaparecido Cine Bedia que se levantaba al lado de las oficinas de la Unión Cerrajera (actual Hotel Mondragón).

Pero es entre los anuncios que pueblan el programa festivo, entre las 'gomas' de Bastida, las limonadas y hielo de Abarrategi y Arenaza o la 'gran bodega de Tolo', donde salta la sorpresa con la publicación de un anuncio que dice que «las personas de buen gusto hacen sus encargos en la imprenta de Chavarría», y añade la dirección Pablo Iglesias, 13.

Alberto Loiti lleva años investigando el tejido comercial y empresarial histórico de Mondragón, y aclaraba que durante la II República se rebautizó la calle Ferrerías con el nombre del fundador del PSOE. Y precisaba que el número 13 de aquella «correspondería aproximadamente al bajo donde se enclava actualmente el bar Basati».

Iturriotz o Ferrerías

Queda por descifrar la incógnita de si Ricardo Santamaría Chavarría trasladó su imprenta a la calle Pablo Iglesias, 13 (Ferrerías) durante los últimos años de la década de 1930.

Parece demostrado sin embargo que este negocio inició su andadura hace 93 años en la entonces calle Resusta, 11, en la actualidad Iturriotz. Alberto Loiti localiza esta histórica imprenta «en algún local sito entre la pastelería Hamalau y la inmobilaria Anboto».

Se da además la circunstancia de que en este mismo local tendría su sede la imprenta Gráficas Mondragonesas, regentada por el manco Uriarte. Algunas conjeturas apuntan a que este negocio podría haber sucedido, por traspaso o venta, a la primitiva imprenta de Chavarría bien cuando este se mudó a la calle Ferrerías o bien cuando se trasladó a Madrid en 1935.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos