EH Bildu rechaza armar a la Policía Municipal y pide un modelo propio

EH Bildu. Los concejales Itxaro Artola, Eneko Barberena y Larraitz Trojaola. /  OLIDEN
EH Bildu. Los concejales Itxaro Artola, Eneko Barberena y Larraitz Trojaola. / OLIDEN

Propone la figura del agente de barrio y una policía con formación especializada | El jefe de la guardia urbana presentará en julio un informe justificando la solicitud de armas para la seguridad de los agentes

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El grupo municipal de EH Bildu se ha posicionado en contra de armar a la Policía Municipal y propone un modelo policial comunitario, especializado y transversal. Entre sus propuestas destaca la de instaurar la figura del policía de barrio, esto es, un agente encargado de preservar la seguridad ciudadana y asistir a los ciudadanos, con los que mantiene una intensa relación como consecuencia de su trato diario, cercano y directo.

La primera fuerza política de la oposición ha terciado en el debate sobre la pertinencia o no de que la Policía Municipal porte armas de fuego arguyendo que la pistola «no constituye una ventaja» para afrontar los retos que este cuerpo policial encara, y ha tildado el debate de «fraudulento».

El jefe de la Policía Municipal, Iñaki Arriaga, planteó a primeros de año la conveniencia de que los efectivos de este cuerpo portaran armas por razones de seguridad personal y en determinadas situaciones de riesgo. A día de hoy las policías municipales de Donostia, Irun, Errenteria, Lasarte y Andoain disponen de armas de fuego.

La alcaldesa María Ubarretxena le solicitó un exhaustivo informe al respecto cuya entrega se espera para el próximo mes de julio. Será entonces cuando se abra oficialmente el debate político en el seno del consistorio sobre tan espinoso asunto.

La alcaldesa tiene la potestad de autorizar vía decreto a la Policía Municipal a llevar armas, pero en su día avisó que para dar luz verde a una decisión de estas características se necesitaría un consenso político que obviamente no se da.

Eneko Barberena, portavoz de EH Bildu, declaró que «la pistola es opuesta a nuestro modelo» de Policía Municipal, «incluso la pistola eléctrica» añadía. EH Bildu aboga por un modelo propio basado en una «policía comunitaria, que proteja y defienda los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, y con un funcionamiento especializado». Barberena detallaba que la formación específica que recibirían los agentes se correspondería con la labores a desarrollar en los ámbitos de la policía de barrio, tráfico y seguridad ciudadana, violencia machista, grúa y OTA, protección civil, atestados....

La actual plantilla de la Policía Municipal constituida por 32 efectivos se quedaría corta para prestar los servicios planteados por EH Bildu, como el de instaurar agentes de barrio. Por ello y porque la «mejor forma de garantizar la seguridad personal de los agentes no es portando armas sino reforzando el número de efectivos», la plantilla idónea del cuerpo «rondaría los 40 miembros» cifraba Barberena. Un dato, decía, «sugerido por los sindicatos de la Policía Municipal».

Las futuras incorporaciones al cuerpo se tendrían que realizar por la vía del convenio que el ayuntamiento mantiene con la Academia de Policía de Arkaute y bolsa de trabajo. EH Bildu reclama que el ayuntamiento recupere las competencias para realizar procesos de selección de nuevos agente de la Policía Municipal «porque ello garantizaría que los aspirantes poseen una formación y un conocimiento específico del municipio de Arrasate y de su realidad».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos