EH Bildu propone crear una comisión para abordar el modelo de la Policía Municipal

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ARRASATE.

EH Bildu ha propuesto constituir una comisión específica en el seno del ayuntamiento para abordar el modelo de la Policía Municipal. La coalición considerada llegada la hora de «coger al toro por los cuernos» en esta cuestión y hablar sobre las «necesidades que son evidentes, dejándose de fotos y de obsesiones persecutorias contra la libertad de expresión».

EH Bildu se hacía así eco de la «inquietud» que reina entre los arrasatearras en materia de seguridad ciudadana. La ristra de robos, asaltos y peleas que se vienen registrando en los últimos tiempos ha generado una notable alarma social en la localidad. Una intranquilidad que, resaltan desde EH Bildu, choca con la precariedad de medios materiales y humanos de la Policía Municipal, sobre todo tras la reciente jubilación de cinco agentes. «Pese a las reiteradas demandas de sindicatos y partidos políticos, la guardia urbana sigue careciendo de los medios humanos necesarios», constatan. «Por si esto fuera poco -añaden desde la coalición- el proceso selectivo unificado convocado para cubrir desde la Academia de Arkaute las vacantes de los distintas policías municipales ha fracasado».

Según EH Bildu, «no se están cubriendo todas las plazas requeridas y en consecuencia varios ayuntamientos gobernados por el PNV están creando bolsas de trabajo propias para cubrir sus necesidades de personal en la guardia urbana. Elgoibar, Zarautz... lo han hecho antes, ¿Arrasate por qué no?».

Creen que ya es hora de proporcionar «seguridad y tranquilidad a la ciudadanía, siempre desde el respeto a los derechos». A juicio de la coalición, «de nada sirve que la alcaldesa acuda 'a saber a qué' al juzgado si el asunto concerniente no se acuerda previamente en el ayuntamiento».

Con estas palabras, EH Bildu aludía a la reciente entrevista que la regidora María Ubarretxena (PNV) mantuvo en el Juzgado de Bergara con distintas instancias judiciales, entre ellas con la defensa de los detenidos que fueron sorprendidos in fraganti asaltando el restaurante Erreka. La alcaldesa les transmitió el «malestar, el enfado y la impotencia» del ayuntamiento ante la impunidad con que se saldan estos actos cuyos autores son normalmente puestos en libertad al cabo de pocas horas.