El Ayuntamiento paraliza los pliegos de la ayuda a domicilio

El Ayuntamiento celebró un pleno el martes con todos los representantes políticos. / I.M.
El Ayuntamiento celebró un pleno el martes con todos los representantes políticos. / I.M.

En la moción debatida en el pleno se acordó bajar los precios por hora del servicio con el fin de hacerlo más atractivo

IKER MURILLO ARRASATE.

Durante el pleno celebrado este martes, el Ayuntamiento y los diferentes partidos dieron el apoyo a la moción que afecta directamente al conflicto laboral que desde hace meses implica a las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio de Arrasate. Dicho conflicto se tradujo el pasado 19 de junio en una huelga que va ya por su tercera semana y que ha llevado a los representantes del Ayuntamiento a proponer una serie de medidas de cara a tratar de encontrar una solución al conflicto.

La primera de ellas pasa por detener la publicación de los nuevos pliegos hasta poder alcanzar un acuerdo con las partes. Dicha decisión se propuso para la moción tras la reunión mantenida el pasado 6 de julio entre los representantes del personal de ayuda a domicilio y de ELA.

Durante la reunión también se adoptó el compromiso de bajar el precio por hora del servicio «con el fin de que este sea más atractivo y aumente así la demanda del mismo». De esta forma, el precio máximo que se podrá cobrar será de 15 euros la hora.

Por otro lado se subirá un 35% el precio de licitación para que dicha subida tenga «un impacto directo y positivo» en los sueldos que se perciben. Además, el Ayuntamiento modificará los pliegos del servicio «siendo el actual un problema derivado del contrato firmado en la anterior legislatura» pidiendo que se garanticen las condiciones laborales de las trabajadoras del servicio con el fin de que «no se vuelva a repetir la misma situación».

Otra de las modificaciones ha sido la «condición indispensable» de que las empresas que se presenten al concurso sean empresas de «economía social» evitando de esta forma la intervención en el servicio de ayuda a domicilio de empresas capitales.

Reacciones

EAJ-PNV se reafirmó en su «voluntad de ayudar» e Irabazi solicitó que se pongan en marcha «políticas que garanticen el bienestar de nuestros mayores». Asimismo se pidió una mayor calidad en el empleo. Baleike por su parte se quejó en el pleno de que «estas medidas llegan tarde».

Por último el Ayuntamiento celebró ayer a mediodía una reunión entre la empresa y las trabajadoras del servicio con el fin de lograr un acuerdo entre todas las partes implicadas en el conflicto. Al finalizar el encuentro, la alcaldesa Maria Ubarretxena (PNV), se hizo eco de la intención de la empresa CECLE-ZAINTZEN de cubrir el 75% de la baja laboral de las trabajadoras eliminando la condición hasta ahora existente del 3% de absentismo. A partir de ahora, y a la espera de la reunión que tendrá lugar la próxima semana, la decisión esta en manos de las trabajadoras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos