Aurrerantz asumirá el SAD durante 4 meses con voluntad negociadora

Protesta. Movilización de las huelguistas en demanda de un convenio propio. /  DV
Protesta. Movilización de las huelguistas en demanda de un convenio propio. / DV

Esta cooperativa vasca prestará el servicio de ayuda a domicilio hasta su licitación | La alcaldesa asegura que Aurrerantz ha mostrado una «voluntad absoluta» de negociar con las trabajadoras en huelga

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Aurrerantz, una cooperativa de matriz vizcaína, constituida por mujeres y con su sede guipuzcoana en el Polo Garaia, ha sido contratada por el ayuntamiento para pilotar el servicio de ayuda a domicilio (SAD) durante los próximos cuatro meses. Esta cooperativa relevará a la anterior subcontrata municipal -Clece- subrogando a sus 26 trabajadoras, una parte de las cuales se mantienen una huelga indefinida desde hace más de 3 meses.

Aurrerantz -decía la alcaldesa María Ubarretxena (PNV)- ha mostrado una «voluntad absoluta de sentarse a negociar con las huelguistas desde el mismo día 2 de octubre». De hecho, la cooperativa vizcaína se hará cargo de la gestión del SAD el 1 de octubre, al día siguiente de que Clece cese en dicha actividad.

El contrato que el ayuntamiento mantenía con Clece vencía el 31 de julio, pero a falta de otras alternativas, y para que el servicio de ayuda a domicilio no se viera interrumpido, el consistorio instó a la empresa a prorrogar el servicio durante dos meses más, hasta el 30 de septiembre. Clece se sintió forzada a aceptar, pero dejó constancia de que la prórroga le ocasionaba un perjuicio económico cuyo resarcimiento reclamaría al ayuntamiento. «Aún no hemos recibido la carta solicitando indemnización» aseguraba la alcaldesa.

A este complicado contexto se añadía la conflictividad laboral protagonizada por las trabajadoras del SAD en huelga por un convenio propio que mejore sus precarias condiciones salariales y laborales. Fueron precisamente ellas, decía la alcaldesa, las que pidieron por medio de una moción que el ayuntamiento demorara el proceso de licitación del SAD «mientras negociaban con la empresa (Clece)». Pero esa negociación no fructificó en un acuerdo cuyas mejoras hubieran debido plasmarse en el pliego de condiciones de la licitación.

450 trabajadoras

Fracasada esa vía y a falta de 5 días para que Clece concluya la prórroga, el ayuntamiento ha salvado la situación recurriendo a la cooperativa Aurrerantz, cuyos servicios contrataba ayer lunes para gestionar el servicio de ayuda a domicilio transitoriamente -desde el 1 de octubre al 31 de enero- mientras el ayuntamiento prepara la licitación del SAD.

Aurrerantz es una cooperativa con sede en Bilbao que tiene una plantilla de 450 trabajadoras (el 93% son mujeres) y trabaja desde hace 32 años en el ámbito de los servicios sociales, principalmente para la administración. El año pasado inauguró su primera sede guipuzcoana en el Polo Garaia y actualmente trabaja para los ayuntamientos de Donostia y Lasarte.

Tres sensibilidades

La alcaldesa Ubarretxena anunció que en el proceso de elaboración de los pliegos de condiciones que regirán el concurso público del SAD «participará una comisión de las trabajadoras». El ayuntamiento ha abierto la puerta a la participación de 3 representantes de cada una de las tres sensibilidades que conviven en el seno de este colectivo que «no secunda la huelga de manera unánime». La regidora afirmó que «defiende y respeta» el derecho que les asiste a las trabajadoras para declararse en huelga. Pero recordó que «solo la mitad de las 26 trabajadoras del SAD se han sumado a este paro».

Ubarretxena explicó que hay tres sensibilidades entre las trabajadoras del SAD: la representada por ELA, que secunda la huelga, y las representadas por LAB e independientes, que no se han sumado al paro.

 

Fotos

Vídeos