La atención domiciliara, en huelga desde el lunes

UTE-Clece. Las trabajadoras piden unas condiciones laborales dignas./
UTE-Clece. Las trabajadoras piden unas condiciones laborales dignas.

ARRASATE.

Las 26 trabajadoras del servicio de atención a domicilio permanecen desde el lunes en huelga indefinida en demanda de mejoras en sus condiciones laborales. La empresa UTE Clece, adjudicataria del servicio, presta tanto las horas subcontratadas por el ayuntamiento como las denominadas horas privadas. Por tanto se da el caso que «aun trabajando para la misma empresa y atendiendo al mismo usuario, se les aplican diferentes convenios con diferentes condiciones laborales» señala el sindicato ELA. El objetivo de las trabajadoras es «terminar con ese desbarajuste y lograr un convenio que regule todas las horas de trabajo.

Las trabajadoras de UTE Clece iniciaron sus movilización en abril. Reivindican la «igualdad de pago de las horas públicas y privadas. Por un mismo trabajo cobrar un mismo salario. Es un servicio que se oferta a la ciudadanía de Arrasate, no se pueden diferenciar unas de otras».

Asimismo, demandan que se supriman las penalizaciones por baja por enfermedad «percibiendo el 100 por cien del salario por baja común y no como hasta ahora: los primeros 3 días 0 euros; del 4º al 20º día el 60 por ciento y desde el 21º día el 75 por ciento» según explican los representante de las trabajadoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos