«Muchos arrasatearras hicieron su vida y fortuna gracias al mar»

Getaria. Xabier Alberdi bajo la estatua de Elkano. / LOBO
Getaria. Xabier Alberdi bajo la estatua de Elkano. / LOBO

El director científico del Museo Naval, Xabier Alberdi, hablará en Kulturate | Dará una conferencia en euskera sobre el papel que desempeñó Arrasate en la economía marítima de Gipuzkoa

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Pese a ser una localidad del interior, Arrasate desempeñó un importante papel en la economía marítima de Gipuzkoa, principalmente como «proveedor de un producto de exportación de gran calidad y prestigio: el hierro y sobre todo el acero». Además, añade el historiador Xabier Alberdi, «no debemos dejar de lado su posición en el valle del Deba, uno de los principales corredores de comunicación del interior de la Península con el mar, así como las aportaciones personales de muchos arrasatearras que hicieron su vida y fortunas en el mar y gracias al mar».

Economía marítima

El zarauztarra Xabier Alberdi es doctor en Historia Moderna por la Universidad del País Vasco (2006) con la tesis 'Conflictos de intereses en la economía marítima guipuzcoana durante los siglos XVI-XVIII'; es asimismo, director del departamento de Investigación de Albaola y director científico de Untzi Museoa y autor de libro 'Euskal Herria Marítima, a la vista de la nao San Juan'. Un volumen que relata la historia de Euskal Herria desde el mar.

Alberdi pronunciará el martes una conferencia en euskera sobre el papel de Arrasate en la economía marítima guipuzcoana invitado por Arrasate Zientzia Elkartea. La cita será en Kulturate a las 19.00 horas.

El concepto de economía marítima -aclara Alberdi- «incluye todos aquellos ámbitos de la economía relacionados de manera fundamental con el mar y las actividades marítimas. Hasta el siglo XIX siendo el País Vasco un territorio absolutamente volcado al mar, resulta realmente complicado establecer los límites de la economía marítima. Desde el punto de vista de la cuantificación, no se entienden las características de la economía de Gipuzkoa en general sin ese papel del mar. De manera que todas las actividades y sectores tenían una estrecha vinculación con el mar».

Los productos férricos son las principales, tanto en su forma de productos siderúrgicos, como en el de productos manufacturados, constituyen la principal mercadería que Mondragón comercializaba y exportaba por vía marítima.

Xabier Alberdi detallaba que el transporte se realizaba a lomo de caballerías entre Mondragón y Alzola. En la última se «embarcaba en gabarras hasta Astigarribia o Deba, según los casos».

«Desde Salinas hacia el interior circulaba ya el transporte rodado sobre carretas. A partir de la construcción de los caminos de coches desde mediados del siglo XVIII, el transporte rodado llegará hasta Alzola y otros puertos de embarque».

Los principales mercados de los productos mondragoneses eran tres: el interior peninsular, el occidente europeo y las Indias. «Unos mercados y unas demandas que fluctuarán a lo largo de los siglos», apunta el historiador zarauztarra.

Personalidades

Mondragón también pueden enorgullecerse de ser cuna de varias personalidades estrechamente relacionadas con el devenir de la historia marítima vasca.

Alberdi empiezapor el propio Esteban de Garibai y otros como Antonio de Cénica, sargento mayor en los galeones de Manila y su tío el Maestre de Campo de Filipinas Francisco de Esteibar (siglo XVII), el licenciado Otalora que llegó a ser Presidente del Consejo de Indias (siglo XVI), o Víctor Sola, segundo oficial del crucero Oquendo, muerto en la batalla de Santiago de Cuba en 1898».

 

Fotos

Vídeos