Ayudas a la emancipación juvenil en Arrasate

Comparecencia. El concejal Ander Garay y la alcaldesa Ubarretxena dieron cuenta del programa. / OLIDEN
Comparecencia. El concejal Ander Garay y la alcaldesa Ubarretxena dieron cuenta del programa. / OLIDEN

Invierten 118.639 euros en 2 años en subvencionar alquileres a 94 jóvenes de 18 a 35 | La alcaldesa Ubarretxena anuncia la dotación de 60.000 euros para el programa de 2019 que se abrirá en marzo

KEPA OLIDEN

El programa de ayudas a la emancipación de jóvenes en Arrasate ha invertido en dos años 118.639 euros en subvencionar el alquiler de vivienda a 94 menores de 35 años. Todos ellos naturales y vecinos de la localidad.

El ayuntamiento de Arrasate instauró en 2017 un plan de ayudas para socorrer económicamente a los jóvenes de 18 a 35 años que abandonan el domicilio paterno para vivir de alquiler. A la primera edición de este programa se presentaron un total de 47 solicitantes (20 chicas y 27 chicos) y 44 vieron aprobada su petición. En conjunto, percibieron ayudas por importe total de 54.828,8 euros.

La buena acogida que ha tenido este programa quedó patente al año siguiente, cuando el número de solicitantes ascendió a 55 (30 chicas y 25 chicos) y los 50 que finalmente resultaron beneficiarios percibieron ayudas por un importe total de 63.810,2 euros.

La alcaldesa de Arrasate, María Ubarretxena (PNV), se congratulaba del éxito que ha cosechado este programa y anunciaba la dotación de otros 60.000 euros en subvenciones a la emancipación de jóvenes en 2019. Esta cifra «oscilará en función del número de solicitudes aprobadas» puntualizaba la regidora.

El plazo de solicitudes se abrirá en marzo, pero quienes resulten beneficiarios percibirán con carácter retroactivo las ayudas correspondientes a enero, febrero y marzo.

El programa de ayudas a la emancipación de jóvenes subvenciona con hasta 250 euros el coste del alquiler mensual de la vivienda. Este plan, redactado a imagen y semejanza del vigente en Legazpi, sufraga el 50 por ciento del coste del alquiler siempre que este no rebase los 600 euros. Es decir, si un joven paga una renta de 400 euros recibirá una subvención de 200 euros.

La percepción de estas ayudas es incompatible con otros beneficios ni ayudas oficiales. Como explicaba el concejal Ander Garay (PNV) un joven que resida en una vivienda de alquiler social, como las casas de La Caixa, no podrá acceder a estas subvenciones. «Solo y exclusivamente se dirigen a alquileres del mercado libre» apostillaba la alcaldesa.

Los ingresos económicos son también tenidos en cuenta a la hora de conceder las ayudas. Los jóvenes que ingresen más de 29.000 euros brutos al año quedan excluidos, y en el caso de una unidad convivencial formada por una pareja, el techo se establece en 44.000 euros brutos.

Las ayudas pueden concederse asimismo a título individual a jóvenes que comparten una vivienda en régimen de alquiler.

Solo arrasatearras

La alcaldesa Ubarretxena resaltó que las presentes ayudas a la emancipación están destinadas exclusivamente a jóvenes arrasatearras. Entre las condiciones, señaló la regidora, figura que el beneficiario debe acreditar o bien 10 años acumulados de empadronamiento en el municipio o bien 3 continuados. Ni que decir tiene que es requisito indispensable para beneficiarse de estas ayudas estar empadronado en la vivienda alquilada y presentar el correspondiente contrato de arrendamiento.

La alcaldesa Ubarretxena y el concejal Garay trazaron el perfil de beneficiario de estas ayudas como el de un joven de 24 a 30 años con empleo. En cuando a los alquileres, la renta mensual oscila entre 400 y 600 euros. Y como señalaban estos responsables municipales, los precios tienden al alza debido a que en el mercado inmobiliario de Arrasate la demanda de vivienda alquiler supera a la oferta.

El programa de ayudas para la emancipación de los jóvenes «ha contribuido también a sacar al mercado algunas viviendas que permanecían vacías», aseguraba Ander Garay.

 

Fotos

Vídeos