Arizmendiarrieta ascenderá al salón de plenos con el voto de la alcaldesa

Pleno. El escaño de la recientemente fallecida edil Amaia Larrañaga estuvo lleno de flores. / OLIDEN
Pleno. El escaño de la recientemente fallecida edil Amaia Larrañaga estuvo lleno de flores. / OLIDEN

Dos abstenciones del PSE propician un empate en la votación de la moción del PNV | La corporación recuerda a la edil Amaia Larrañaga y los «injustos asesinatos» de Iñaki Etxabe y Germán Agirre en octubre de 1975

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El retrato del 'padre' del cooperativismo José María Arizmendiarrieta se colgará en el salón de plenos gracias al voto de calidad de la alcaldesa de Arrasate María Ubarretxena (PNV). La abstención de dos concejales del PSE -socio de gobierno del PNV- originó un empate que puso en un brete la aprobación de la moción presentada por los jeltzales.

Los socialistas Ana Legaz y Victoriano Fuentes se abstuvieron mientras su compañero de filas Óscar García sumaba su voto a los 8 síes del PNV. Nueve votos a favor que empataban con los 9 votos en contra de EH Bildu (6), Baleike-Podemos (2) e Irabazi-IU-Ezker Anitza (1).

La votación se repitió por segunda vez con idéntico resultado y fue finalmente el voto de calidad de la alcaldesa Ubarretxena el que inclinó la balanza. La moción del PNV se hacía eco de la propuesta planteada por la Asociación de Amigos de Arizmendiarrieta para colocar un cuadro de Arizmendiarrieta que donará su familia.

Aunque nadie cuestiona los méritos de don José María, su ascenso a las paredes del salón de plenos no ha estado exento de controversia. Una polémica que tiene que ver con las demandas de igualdad entre los hombres y mujeres merecedores de un retrato en este lugar de honor. A este respecto, el pleno corporativo aprobaba en octubre una declaración institucional para constituir una comisión de trabajo que haga «acopio de información y documentación sobre las mujeres de Arrasate que hayan realizado aportaciones en el ámbito social, político, cultural, científico, docente... que merezcan reconocimiento del municipio». Por ello, Eva Abuin, de Baleike-Podemos manifestaba su «sorpresa» ante la «incoherencia del PNV» al proponer que se añada un cuarto retrato masculino a sumar a los ya existentes de Esteban de Garibay, Pedro de Viteri y el maestro Arano.

Eneko Barberena, en nombre de EH Bildu, solicitó al PNV que retirara la moción «para trabajar más a fondo» en lo consignado sobre la igualdad en la declaración institucional de octubre. Barberena resaltó que su grupo es partidario de «socializar el cooperativismo, pero no de cualquier manera, y nos enfada el modo impropio con el que se persigue un objetivo que compartimos».

Abolir la monarquía

La moción jeltzale en favor del retrato de Arizmendiarrieta no fue la única que empató a votos. Lo mismo ocurrió con el texto suscrito por los grupos municipales de Baleike-Podemos e Irabazi-IU-Ezker Anitza propugnando la abolición de la monarquía en España.

Esta moción, que insta al Gobierno de Estado a derogar el delito de injurias al rey y a la Casa Real, y «rechaza y condena el posicionamiento de Felipe VI y su intervención en el conflicto catalán», requirió de tres votaciones para romper el empate a 3 votos entre los proponentes del texto -Baleike (2) e Irabazi (1)- y los que los opuestos al mismo (los 3 ediles del PSE). PNV (8) y EH Bildu (6) se abstuvieron, porque, como señaló Barberena, el debate sobre la monarquía española «corresponde a un ámbito geográfico ajeno y nosotros propugnamos la república vasca».

El empate se resolvió a la tercera cuando Piter Encinas, concejal de EH Bildu, se desmarcó de la postura abstencionista de su grupo para votar a favor de la moción, ahora ya acuerdo plenario, que «reafirma el compromiso con los valores republicanos» y apuesta por la «abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía».

Flores para Amaia Larrañaga

El recuerdo a la recientemente fallecida concejala Amaia Larrañaga abrió la sesión plenaria. Su escaño en el seno del grupo municipal de EH Bildu permaneció cubierto de flores y el portavoz Eneko Barberena leyó una poesía en su memoria.

Pero no fue esta la única ausencia que se recordó al inicio del pleno. Una declaración institucional trajo a la memoria los «injustos asesinatos» de Iñaki Etxabe Orobengoa a manos del Batallón Vasco Español el 5 de octubre de 1975 en su bar Kanpanzar, y de Germán Agirre Irasuegi a manos de la extrema derecha el 12 de octubre del mismo año en Legutio. «Consideramos que es un compromiso de este ayuntamiento construir la memoria desde el reconocimiento del sufrimiento de todas las personas que han padecido la injusticia de la violencia en nuestro municipio», declara.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos