ART aprueba un presupuesto de 83.000 euros para la temporada 2018-19

Socios. La asamblea del club de rugbi se celebró en Mojategi. /  ART
Socios. La asamblea del club de rugbi se celebró en Mojategi. / ART

Las partidas de gastos e ingresos han sufrido un ligero incremento con respecto a la campaña pasada

AITOR ZABALA ARRASATE.

Arrasate Errugbi Taldea (ART) afrontará la temporada 2018-19 con un presupuesto ligeramente superior a los 83.000 euros. Esta cantidad, tal y como explicó la presidenta del club, Ana Agirre, en la asamblea de socios que tuvo lugar en Mojategi la tarde del miércoles, supone un ligero incremento con respecto a la pasada campaña. «Hemos finalizado la temporada 2017-18 un poco justos en el apartado económico. Para evitar que esta situación se vuelva a producir, hemos optado por incrementar un poco la partida de gastos, entre otras razones porque cada vez contamos con más jugadores en el club».

Los gastos propios de la actividad deportiva se llevarán, como es lógico, la mayor cuantía del presupuesto. Entre las partidas más importantes se contemplan 17.000 euros para el pago a entrenadores y monitores, a los que se suman 14.000 euros para los desplazamiento lejos de Mojategi, 12.000 euros para la tramitación de las fichas federativas, y 4.000 euros para el equipamiento deportivo de los jugadores.

El apartado de ingresos del club arrasatearra, por su parte, tiene a la Feria de la Cerveza como uno de sus pilares, con un beneficio estimado de 13.000 euros por este concepto para la temporada 2018-19. Las cuotas de los jugadores, con unos ingresos de 15.000 euros, suponen también otra aportación relevante en el presupuesto del club de rugby, al igual que las subvenciones públicas, que esta temporada van a situarse entorno a los 10.000 euros. Finalmente, ART ha cuantificado unos ingresos de 20.000 euros en concepto de aportaciones de socios, patrocinadores y socios colaboradores. El apartado deportivo también estuvo presente en la asamblea. La directiva del ART puso en valor la trayectoria del primer equipo, al lograr la permanencia en una categoría de tanta exigencia como la 1ª División de la Liga Vasca sin disputar la promoción. El equipo de Ana Agirre reconoció que la falta de jugadores sigue siendo un problema recurrente, pero manifestó que se están dando pasos positivos en este sentido. «A diferencia de otros años, esta temporada vamos a contar con equipos propios en casi todas las categorías, con la salvedad de la categoría infantil. Este hecho nos hace ser optimistas y mirar con ilusión el futuro de la cantera, la fuente de la que se tiene que nutrir el primer equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos