Apartan definitivamente al consistorio del proceso contra cinco sindicalistas de Iturbide

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ARRASATE.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa ha apartado definitivamente al Ayuntamiento de Arrasate del proceso penal abierto contra cinco representantes del sindicato CCOO en la residencia de la tercera edad Iturbide. El centro está gestionado por la fundación del mismo nombre y su dirección la ostentaba, en el momento de los hechos denunciados, el jefe del departamento de Servicios Sociales de la localidad.

Las representantes del sindicato iniciaron en 2016 unas negociaciones con la residencia para conseguir una serie de mejoras para la totalidad de la plantilla. «Ante la cerrazón tanto de la dirección como del propio ayuntamiento a negociar nada», desde CCOO han señalado que se convocaron movilizaciones «para intentar desbloquear la situación». A raíz de aquellas movilizaciones, el director y una de las encargadas del centro, presentaron una denuncia penal por injurias y calumnias contra las cinco representantes de CCOO.

Acusación particular

Además de estas denuncias, el ayuntamiento se personó como acusación particular en el proceso con el argumento de que las presuntas calumnias se hacían extensivas al servicio. «Aunque CCOO intentó mediar varias veces con el ayuntamiento para que se retirase del proceso por venir este de un conflicto meramente laboral, el consistorio ha hecho todo lo posible por mantenerse en el mismo», señalan desde esta central.

Ahora, la Audiencia Provincial dicta, definitivamente, que el ayuntamiento no puede formar parte del proceso. CCOO ha vuelto a recalcar que la situación en la que se encuentran las personas denunciadas tiene su origen en un conflicto estrictamente laboral, cuyo principal objetivo era conseguir un calendario de trabajo equitativo para toda la plantilla. «Fue la cerrazón, tanto de la dirección del centro como la del propio ayuntamiento, la que provocó las movilizaciones y la misma cerrazón les llevó después a derivar el conflicto laboral a la denuncia penal». Por ello, ha instado «a retomar la vía de la negociación y la retirada de las denuncias».