Diario Vasco

San Sebastián, 1 ago (EFE).- La Mahler Chamber Orchestra (MCO) será la encargada de inaugurar en el auditorio del Kursaal el ciclo de grandes conciertos de la Quincena Musical donostiarra, que da su pistoletazo de salida este jueves.

Esta orquesta de cámara, impulsada por Claudio Abbado en 1997, es una de las más prestigiosas de Europa y vuelve a San Sebastián tras su visita de hace cuatro años para abrir los conciertos "más representativos" de la Quincena, aquellos que su director artístico, Patrick Alfaya, denomina "las joyas" del festival.

Alfaya ha comparecido este jueves ante los medios de comunicación junto al director de orquesta checo Jakub Hrusa, que estará al frente de la MCO en las dos actuaciones que ofrecerá este jueves y viernes.

La actuación de esta tarde, con un programa dedicado al primer romanticismo, incluirá obras de Beethoven, Mendelssohn y Chopin. El Concierto para piano número 1 de este último será interpretado por el pianista surcoreano Seong-Jin Cho, "uno de los mejores solistas que hay en estos momentos", según Hrusa.

El director checo ha agregado que Chopin tiene el inconveniente de ser "demasiado libre o demasiado restrictivo", pero cree que el pianista "encontrará el término medio entre esas dos posturas".

Ha añadido que, "dada la calidad" de la agrupación que dirige, "se han podido sacar muchos matices que no son tan obvios" y que hacen que el peso de la orquesta sea mayor del que suele ser en las piezas de Chopin, donde destaca más el piano.

El concierto del viernes lo integran el "Te Deum" de Antonin Dvorak, compuesta con motivo del 400 aniversario del descubrimiento de América, y la húngara "Psalmus Hungaricus" de Zoltán Kodály, que conmemora la unificación de Buda, Pest y Óbuda; ambas piezas se interpretarán por primera vez en Euskadi y contarán con la participación del Orfeón Donostiarra, la Easo Eskolania y la Easo Gazte Abesbatza.

Son dos obras que, pese a "funcionar muy bien porque son llamativas para el público", "son poco frecuentes", algo que Alfaya achaca a la lengua en la que están escritas, aunque los solistas vocales que van a cantarlas -la soprano Katerina Knezikova, el bajo Adam Plachetka y el tenor Gyula Rab- se han sorprendido por la buena pronunciación de los integrantes de los coros vascos, ha afirmado Hrusa.

Según el director de la Easo Eskolania y la Easo Gazte Abesbatza, Gorka Miranda, para los niños, "participar en este tipo de conciertos, no solo supone un hito desde la perspectiva artística y formativa, sino también emotiva".

La Mahler Chamber Orchestra está formada por 45 músicos provenientes de más de 20 países y se mantiene activa con cerca de 180 conciertos al año, cuyo repertorio se centra en los periodos clásico y romántico, si bien interpretan piezas más contemporáneas y estrenos mundiales con asiduidad.

Los españoles Júlia Gallego y Vicente Alberola, que también se han sumado a la rueda de prensa, se encuentran entre los miembros de esta formación.

Por su parte, Jakub Hrusa, además de ser el director de orquesta checo con más proyección en la actualidad (ha trabajado en las principales orquestas europeas y es titular de la Sinfónica de Bamberg), es también un experimentado director de ópera que se ha puesto al frente de producciones en la Royal Opera House de Londres o la Ópera Estatal de Viena.