Diario Vasco

Azpeitia , 1 ago .- La asociación de familiares y allegados de presos de ETA Etxerat considera que "hay tareas" más urgentes que el debate sobre los recibimientos a etarras ya que, a su juicio, "el siguiente paso" debe ser el fin de la "política penitenciaria de excepción".

Naike Díez, hijo del exsecretario general de LAB, Rafa Díez, ha hecho estas declaraciones en Azpeitia (Gipuzkoa), donde un año más se han concentrado simpatizantes de Etxerat coincidiendo con la comitiva de autoridades que cada 1 de agosto se dirige desde el Ayuntamiento de la localidad hasta la basílica de Loyola para asistir a la misa que se celebra por la festividad de San Ignacio.

Representantes de Etxerat, entre ellos el propio Díez, se han acercado a la comitiva institucional y han mantenido un breve encuentro con la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejería, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la alcaldesa de Azpeitia, Nagore Alkorta (EH Bildu).

Díez ha recordado a los periodistas que hace un año, en la misma fecha y lugar, Etxerat entregó a Markel Olano y Bakartxo Tejería una carta dirigida al lehedakari, Iñigo Urkullu, en la que le emplazaban a mantener una reunión con la asociación y ha lamentado que su petición no haya recibido ninguna respuesta.

Naike Díez ha insistido en que el "siguiente paso para la normalización del proceso de paz" debe ser el fin de "la política penitenciaria de excepción". "Exigimos valentía y responsabilidad", ha subrayado.