Diario Vasco

San Sebastián, 13 jul (EFE).- La Diputación de Gipuzkoa ha condenado la agresión sexual denunciada esta madrugada en Beasain, un hecho que ha enclavado en la violencia machista que tiene sus raíces, asegura, en una "ideología que persigue someter a las mujeres" y que debe tener una respuesta ciudadana e institucional.

La institución foral guipuzcoana se ha sumado a la repulsa manifestada este sábado por el Ayuntamiento de Beasain y ha anunciado que la directora del órgano foral para la igualdad de hombres y mujeres, Miren Elgarresta, estará en la concentración que tendrá lugar el domingo a las 13.00 horas en la plaza Erauskin de la localidad guipuzcoana.

En un comunicado, la Diputación ha expresado su "repulsa y condena ante estos hechos así como su apoyo y cercanía hacia la víctima y su entorno".

La violencia contra las mujeres "siempre tiene agresores y víctimas individuales" pero, sin embargo, "se debe a una causa de profundas raíces: una ideología que persigue controlar y someter a las mujeres", señala.

Este tipo de violencia "se da en el ámbito laboral", con "las mismas actitudes e ideas machistas en su origen" por lo que, "teniendo en cuenta su carácter estructural" corresponde a "todos" ofrecer "una respuesta adecuada", señala.

La Ertzaintza ha iniciado una investigación sobre una posible agresión sexual que se habría producido esta madrugada en la localidad guipuzcoana de Beasain, según ha informado este sábado el Departamento de Seguridad.

La víctima ha interpuesto una denuncia de los hechos, han explicado las fuentes, que no han facilitado más detalles sobre la víctima o sobre las circunstancias del suceso.