Diario Vasco

San Sebastián, 14 jun (EFE).- La compañía guipuzcoana Irizar se ha adjudicado los contratos para suministrar 20 autobuses eléctricos cero emisiones a la Empresa Municipal del Transporte (EMT) de Madrid y 13 a Vitoria, donde se encargará también de los sistemas de carga y su mantenimiento.

Estas adjudicaciones constituyen, según ha informado este viernes la empresa en un comunicado, los "dos mayores contratos de autobuses eléctricos cero emisiones de España".

La EMT, que el pasado año incorporó a su flota 15 autobuses de la empresa vasca, contará con quince vehículos modelo Irizar ie bus, de 12 metros, que cuentan con una reducción del peso del 10 %, mayor capacidad para pasajeros, baterías más eficientes y cargas más rápidas, señala Irizar.

En la capital alavesa siete vehículos serán articulados, 6 de 12 metros y todos ellos se entregarán en 2020.

Estos autobuses se incorporarán a la primera línea cien por cien cero emisiones que se implantará en Vitoria donde Irizar contará con la colaboración de la constructora Yarritu y LKS, que serán las encargadas de llevar a cabo los trabajos de ingeniería, señalización y comunicación.

El contrato contempla asimismo la instalación de las estaciones de carga de oportunidad interoperables mediante un pantógrafo (dispositivo que se despliega en el techo y que conecta con un poste de carga eléctrica) en dos puntos del recorrido y que permitirá llevar a cabo la operación en cuatro minutos.

Irizar ha informado asimismo de que ya está en marcha la flota BRT eléctrica de 43 autobuses que suministró a la ciudad francesa de Amiens junto con las infraestructuras de carga desarrolladas y suministradas por la compañía guipuzcoana.

Los vehículos circulan en tres de las cuatro nuevas líneas Nemo de la ciudad y cargan durante su recorrido a través de seis infraestructuras por pantógrafo mientras para el repostaje nocturno se instalaron 43 dispositivos.

El director general de Irizar e-mobility, Hector Olabegogeaskoetxea, ha indicado que este proyecto llave en mano es "clave" para el grupo ya que supone la "infraestructura de carga rápida más grande de Europa" y servirá como "escaparate a futuros proyectos".

Irizar ha entregado además 16 unidades a Aix Provence y 10 a Bayona que estarán en funcionamiento el próximo mes de septiembre.