Diario Vasco

San Sebastián, 13 jun (EFE).- La llegada del delantero sueco procedente del Borussia Dortmund Alexander Isak, de sólo 19 años, confirma la apuesta que ha realizado la Real Sociedad para la próxima temporada, en la que competirá con una de las plantillas más jóvenes de su historia.

Al futbolista sueco de origen eritreo presentado ayer se suman jugadores ya consolidados en el equipo como el internacional Mikel Oyarzabal, que ya despunta con la selección española, y que lidera la delantera blanquiazul a sus 22 años.

Al atacante guipuzcoano le van a acompañar en esa línea otros jugadores inexpertos pero muy ilusionados y con condiciones sobresalientes, como Ander Barrenetxea, que tiene sólo 17 años y que ya se queda de forma definitiva en el primer equipo.

Otro futbolista muy joven en el ataque, Roberto López, realizará la pretemporada con el equipo, aunque todavía con ficha del segundo equipo, al igual que le ocurre al donostiarra Alex Sola (20 años).

La defensa blanquiazul contará también con savia muy nueva ya que Imanol Alguacil ha reclamado para el primer equipo al central Robin Le Normand, de 22 años, y mantendrá al lateral Aihen Muñoz (21) que ya ha convencido al público de Anoeta en sus evoluciones la pasada temporada, en la que arrebató el puesto al jugador del Real Madrid, cedido en San Sebastián, Theo Hernández.

El centro del campo también presenta efectivos muy jóvenes, como los internacionales sub-21 Igor Zubeldia (22 años) y Mikel Merino (22), a los que se suma Ander Guevara, que tiene 21 años y que también se queda definitivamente en el equipo de Primera División.

La pasada temporada los donostiarras ya contaban con uno de las plantillas de menor edad, con un promedio inferior a los 26 años. En la victoria ante el Betis en el mes de abril la alineación que diseñó Imanol Alguacil tenía una media de edad de tan solo 23 años.