Diario Vasco

San Sebastián, 23 may (EFE).- El Juzgado de Primera Instancia número 4 de San Sebastián ha permitido a un matrimonio donostiarra de avanzada edad recuperar los ahorros que invirtió en la compra de acciones del Banco Popular en mayo de 2016.

Según informa en una nota el bufete Vallverdú Abogados, que ha representado a los perjudicados en este caso, la citada resolución anula la compra de las acciones, suscritas tanto en la ampliación de capital que realizó el Banco Popular como con posterioridad, antes de que esta entidad fuera intervenida.

La resolución judicial anula esta adquisición de acciones al entender que el Banco Popular "no cumplió con el deber de información de modo claro, real y completo de su situación económica", lo que podría haber llevado a los compradores a "un error determinante de la anulabilidad del negocio, a partir de una composición inexacta del objeto del contrato".