Diario Vasco

San Sebastián, 22 may (EFE).- El Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite considera que con el acercamiento del exdirigente de ETA Mikel Carrera Sarobe, "Ata", a la cárcel de Lannemezan, próxima a Euskadi, "en ningún caso Francia ha traicionado a las víctimas", puesto que no se ha tratado de "una decisión política".

La presidenta de esta asociación, Consuelo Ordóñez, explica este miércoles en una nota que la magistrada Hélène Davo, "número dos" del Ministerio de Justicia francés y quien aborda los traslados de los presos de ETA en el país vecino, le ha comunicado que decisión se debe "al cumplimiento de una resolución del tribunal administrativo competente que les obliga a ello".

Este tribunal -del Tribunal Administrativo de París- ha fallado a favor del recluso, que recurrió la denegación de su acercamiento, le ha indicado Davo, quien ha transmitido a Ordóñez que, "después de intentar por todos los medios legales revertir ese fallo, no ha sido posible".

Ordóñez ha agradecido a Hélène Davo "su buena disposición y disponibilidad para tratar con las víctimas" y se ha reafirmado en que el trato con la magistrada "es muy fluido y de transparencia total".