Diario Vasco

San Sebastián, 17 may (EFE).- El Museo San Telmo de San Sebastián ha recibido los archivos de los fotógrafos Sigfrido Koch Bengoetxea y su hijo Sigfrido Koch Arruti, un material de "enorme interés" para el estudio de la sociedad vasca y de su representación que ha sido donado por la familia de estos artistas de origen alemán.

Paisajes, escenas rurales y marineras y retratos integran fundamentalmente esta colección, de la que también forma parte el "álbum de la guerra", perteneciente a Koch Bengoetxea, que contiene imágenes inéditas de la Guerra Civil y que para San Telmo constituye "una valiosa sorpresa", según ha asegurado esta institución en un comunicado.

Los archivos de Koch Arruti (1936-1992) son los más numerosos, con 5.500 diapositivas, aproximadamente, y gran cantidad de negativos, además de ampliaciones, fotolitos, y fotografías enmarcadas de la exposición que le dedicó el museo en 1993.

De Koch Bengoetxea (1908-1973), se han donado 147 placas de cristal, 656 de plástico, 36 negativos de 35 milímetros, la maqueta original del libro "País Vasco. Guipúzcoa", con 138 positivados, y el "álbum de la guerra", que contiene 231 fotografías de pequeño formato e ilustraciones, recortes de periódicos y fotocopias de documentos.

Estos materiales se suman a los que el museo posee del patriarca de la familia, Willy Koch Schoneweiss, una colección de fotos, postales e imágenes de obras artísticas.

El museo, que ha agradecido la "generosidad" de los allegados de los Koch por esta donación, ha destacado la importancia de estos fondos que "refuerzan" su labor, "tanto en su contribución a la conservación y difusión del patrimonio como en la aportación de elementos para el mejor conocimiento de la sociedad vasca, que es una de las principales protagonistas del trabajo de estos dos reconocidos fotógrafos".

San Telmo pondrán en marcha un plan de digitalización de la colección y la difundirá a través de su página web, así como en su catálogo de colecciones.

Además, ya ha iniciado el trabajo para organizar la primera exposición con el fondo de Koch Bengoetxea, que se llevará a cabo en los próximos tres años y que estará comisariada por Lee Fontanella, historiador e investigador de la Fotografía.

A esta experto ha recurrido el museo para asesorarse sobre los materiales donados junto al fotógrafo Carlos Cánovas, quien señala que la mayor parte de las imágenes del "álbum de la guerra" implican "una visión nueva de diferentes aspectos de la Guerra Civil, como lugares, personajes y equipamientos".

"Es incuestionable que estas imágenes tendrían un considerable alcance y repercusión en el caso de su exhibición o publicación", advierte Cánovas, que precisa que la autoría de las fotografías no se detalla, y pueden estar mezcladas "propias y ajenas".

En opinión de Fontanella, según señala el Museo San Telmo en su nota, este álbum es "una noticia" para "una mayoría de españoles vivos", "y lo es múltiples veces para cualquier historiador allende los Pirineos".