Diario Vasco

San Sebastián, 17 may (EFE).- Los cielos en el País Vasco se presentan este viernes cubiertos con lluvias generalizadas y persistentes que pueden ser localmente fuertes, aunque tenderán a remitir al final del día, mientras las temperaturas irán en descenso, que será entre notable y extraordinario en el interior, y los vientos soplarán de oeste y noroeste, con intervalos fuertes en la costa.

Las temperaturas mínimas registradas de madrugada eran de 10 grados en San Sebastián y en Bilbao y de 4 en Vitoria, mientras que se esperan máximas de 16 grados en la capital guipuzcoana, 15 en la vizcaína y 12 en la alavesa, ha informado la delegación territorial de Aemet.

Para este sábado se esperan intervalos nubosos que aumentarán a cubierto con lluvias y chubascos que en la costa podrían ser localmente fuertes y persistentes. La cota de nieve se situará en torno a los 1.100 metros.

Las temperaturas mínimas irán en descenso y las máximas seguirán con pocos cambios mientras los vientos soplarán de componente oeste con algún intervalo fuerte en la costa y flojos en el interior.

El estado de la mar en el Cantábrico hasta las veinte millas será de fuerte marejada que aumentará de madrugada a mar guresa con mar de fondo del noroeste de un metro.

Los vientos en el mar soplarán del oeste o noroeste, fuerza 4 o 5, que arreciarán a 5 o 6, y llegarán ocasionalmente a fuerza 7 de madrugada.