Diario Vasco

San Sebastián, 17 may (EFE).- El diputado de Medio Ambiente de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, ha asegurado este viernes que el territorio alcanzará una tasa de reciclaje del 60 % este mismo año gracias a las nuevas infraestructuras del complejo de gestión de residuos de Zubieta, en el que se está construyendo la incineradora.

Asensio ha ofrecido los primeros datos de la planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB), que lleva varias semanas funcionando en fase de pruebas y que ha tratado 600 toneladas de fracción resto, de la que se han recuperado 50 destinadas a reciclaje.

La TMB tiene una capacidad total de 162.000 toneladas y tratará una media de 135.000 toneladas anuales de fracción resto, de los que se prevé que recupere entre un 8 y un 10 % de los materiales reciclables que lleguen mezclados. A continuación los residuos pasan a una planta de biosecado que reduce su peso y volumen y permiten que la producción energética de la incineradora sea más eficiente.

Esta planta comenzará a operar de forma plena, tras el periodo de pruebas, a comienzos de julio, mientras que se prevé que para el próximo mes de octubre todo el complejo, incluida la incineradora, entre en funcionamiento.

En ese momento se prevé generar 160.000 MW/h de energía eléctrica al año, suficiente para abastecer las necesidades de 45.000 hogares y 130.000 personas, aproximadamente, ha informado el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa en un comunicado.

Asensio ha destacado que la tasa de reciclaje de Gipuzkoa se situó en el 52,41 % el pasado año y ha augurado que, con el nuevo complejo que se construye en Zubieta, la tasa ascenderá hasta el 60 % al final de este mismo año.

Los estudios elaborados por la consultora G-advisory y la ingeniería Idom sostienen que el centro de gestión de residuos será "la primera fuente de energía renovable del territorio, producirá un 25 % más de productos base para elaborar compost y reducirá en 72.000 toneladas las emisiones de Co2 del anterior sistema basado en el vertido".

Respecto al impacto socioeconómico, el informe asegura que el complejo ha creado 360 puestos de trabajo durante la fase de construcción, y durante los 32,5 años del periodo de explotación generará 235 empleos estables, 100 directos y 135 indirectos.