Diario Vasco

San Sebastián, 16 mar (EFE).- El candidato del PP a diputado general de Gipuzkoa, Juan Carlos Cano, ha mostrado este jueves su apoyo a las pymes del territorio y ha criticado "el pésimo trabajo" del jeltzale Markel Olano al frente de la institución foral porque cree que "está a las cosas de su partido y no a las de su país".

Cano ha visitado los viñedos de txakoli de Getaria, "resultado del esfuerzo de muchos guipuzcoanos que se merecen un gobierno comprometido con ellos", "con los agricultores y ganaderos en general porque lo que hacen es la mejor fuente de riqueza del territorio".

Ha lamentado que haya bares en Gipuzkoa que solo vendan txakoli vizcaíno. "Eso dice mucho del trabajo que esta´ haciendo la Diputación de Bizkaia, coordinando y apostando por su producto, y el pésimo trabajo de nuestro diputado general, que está a las cosas de su partido y no a las de su país", ha apostillado.

Para el candidato popular, éste es "sólo un ejemplo de lo que sucede en otros sectores" y por ello quiere situarse a la cabeza de "un gobierno valiente que defienda lo guipuzcoano con ilusión".

"Necesitamos un gobierno que apoye decididamente a las pymes guipuzcoanas, que apoye la producción de aquí, desde los viñedos, hasta el punto de venta y que no piense solo en los grandes, la apuesta de los grandes ha fracasado. Nosotros queremos defender a la microempresa, a la empresa de polígono y caja de chapa, a todos esas empresas que necesitan una institución fuerte y sólida que les acompañe en lo que hacen", ha destacado.

Por su parte, el candidato a alcalde de San Sebastián por el PP, Borja Sémper, ha dedicado la jornada electoral a los 44 "puntos críticos" que existen en la ciudad desde el punto de vista de la seguridad y que se ha comprometido a dotar de "patrullas permanentes" de la Guardia Municipal.

Sémper ha destacado que, pese a que la memoria de Delincuencia de la capital guipuzcoana indica que las agresiones han aumentado en los últimos años -un 30 % las de índole sexual- sólo se han actuado en uno de los 44 puntos que han sido identificados como inseguros, el pasadizo entre el barrio de Egia y el paseo de Francia.

Se ha preguntado "por qué no se actúa", cuando entiende que es necesario hacerlo "para concienciar, para que caminar por la ciudad no entrañe ningún peligro".

"Y para ello debemos invertir en acondicionar todos esos espacios y dotar de recursos para que la Guardia Municipal patrulle aquellas zonas comprometidas, en los barrios y en los puntos calientes", ha destacado.

Ha recalcado que "no se trata de alarmar", sino de "prevenir antes que lamentar", y ha propuesto dotar de patrullas de la Policía Local a los barrios de Amara, Altza, Gros, Intxaurrondo y Centro, además de aumentar la plantilla para que los delitos en la ciudad "queden reducidos a algo marginal".

"No es suficiente visualizar esos puntos, saber que están ahí y no hacer nada. Hay que lograr una transformación de la ciudad para conseguir que los colectivos vulnerables puedan pasear por una ciudad libre y segura", dice Sémper.