Diario Vasco

San Sebastián, 16 may (EFE).- La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha apelado este jueves a la colaboración de las administraciones, la sociedad y las empresas, como agentes de oportunidades laborales, para la reinserción laboral de las víctimas de violencia de género, que es "clave " en su recuperación.

Artolazabal ha participado en la sesión de trabajo organizada por la Universidad de Deusto y el Instituto Internacional de Sociología Jurídica de Oñati en la que ha abordado la inserción laboral como elemento "fundamental" para que la mujer que ha sufrido violencia de género pueda empezar una nueva vida, ha informado el Gobierno Vasco en un comunicado.

El empleo en estas mujeres es importante "no sólo por el aporte de recursos económicos sino por otros beneficios" como tejer relaciones sociales y crear redes de contacto, ha señalado Artolazabal, quien ha destacado que la autonomía económica "garantiza que salgan de ese círculo".

En este sentido, ha recordado que Lanbide ofrece, en coordinación con los servicios sociales municipales, un servicio "personalizado" de tutoría "especializada" en la orientación laboral de mujeres víctimas de violencia de género, que son objeto de "discriminación positiva" en las convocatorias del servicio vasco de empleo.

Ha remarcado que las mujeres en el mundo rural representan el 50 %, aunque "muchas veces carecen de remuneración o cotización", y existen otros colectivos vulnerables de mujeres como las gitanas, migrantes o mayores.

La responsable del departamento de Empleo ha puesto el acento en las familias monoparentales, en el 86 % de las cuales la persona de referencia es una mujer, y ha insistido en que la desigualdad de género es "causa de pobreza, injusticia y exclusión".

"Crece la conciencia social y existen instrumentos judiciales y asistenciales contra la violencia de género, siempre que las víctimas, convenientemente arropadas por la sociedad, denuncie esas situaciones", ha concluido.