Diario Vasco

San Sebastián, 14 ene (EFE).- El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que su formación no dará "un cheque en blanco" para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y le ha dicho que si quiere su apoyo tendrá que "sentarse a hablar" de derechos sociales y política penitenciaria.

Otegi, junto a los representantes de EH Bildu en el Congreso y el Senado Marian Beitialarrangoitia, Oskar Matute y Jon Iñarritu, ha ofrecido este lunes una rueda de prensa en San Sebastián tras la reunión de la Mesa Política de la coalición, que se ha centrado en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019.

El coordinador general de EH Bildu ha reconocido que éste es "un debate que va más allá de unos meros presupuestos" ya que se da en un contexto histórico "muy particular y de mucha gravedad".

En su opinión, en España existe una "deriva autoritaria liderada por un tripartito reaccionario", en alusión a PP, Ciudadanos y Vox, que "quiere poner en marcha la contrarreforma en el Estado".

Frente a las voces que "ponen el acento sólo en Vox", Otegi ha recalcado que "el problema" es todo el "bloque reaccionario" ya que los tres partidos comparten lo "fundamental" como "aplicar el 155 más duro posible", "recentralizar el Estado", "limitar los derechos de mujeres e inmigrantes" y aplicar "políticas neoliberales".

Otegi ha dicho que es "evidente que EH Bildu siempre cerrará la puerta a la derecha" y ha recordado que la coalición apoyó la moción de censura a través de la cual Pedro Sánchez accedió al Gobierno pero ha querido dejar claro que tampoco "concede cheques en blanco".

Ha asegurado que el Ejecutivo socialista "no puede mantener una posición inmovilista en todos los sentidos y pensar que, al final, los independentistas le van a sostener gratis".

"Si alguien quiere hablar de presupuestos, tendrá que hablar con nosotros, presentarnos las cuentas" y, de momento, "no hemos recibido ninguna invitación" al respecto, ha añadido.

Otegi ha subrayado que EH Bildu quiere hablar de "derechos sociales, modelo de Estado, derecho de autodeterminación y de política penitenciaria" para abordar "una solución integral" para los presos de ETA que incluya "el fin de la dispersión y la libertad de los presos enfermos".

La parlamentaria de EH Bildu en el Congreso Marian Beitialarrangoitia, por su parte, ha explicado que aún no tienen el detalle del proyecto presupuestario pero ha opinado que en una primera lectura parece que hay "avances pírricos en materias sociales".

Beitialarrangoitia ha pedido "diálogo" al Gobierno ya que, según ha señalado, se desconocen cuestiones relevantes como si quiere o no derogar la ley mordaza, la Lomce o las reformas laborales o si desea modificar la política penitenciaria o formular alguna propuesta sobre el modelo territorial que dé cabida "al derecho a decidir".