Diario Vasco

San Sebastián, 8 dic (EFE).- Las retenciones de camiones al paso de la autopista AP-8 por la localidad fronteriza de Irun (Gipuzkoa) a raíz de las protestas que los denominados "chalecos amarillos" llevan a cabo en Francia han comenzado a remitir a partir de las 18.00 horas, tras alcanzar máximos de diez kilómetros.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, a esta hora los piquetes de "chalecos amarillos" han abandonado la zona donde aún se registran colas de ocho kilómetros, aunque la situación ha comenzado ya a normalizarse.

Durante buena parte de la jornada, el carril derecho de la AP-8 ha estado ocupado en esta zona por una cola de camiones en dirección al país vecino, aunque por el izquierdo los turismos transitaban libremente.

Los problemas en el entorno de la frontera ha comenzado sobre las 9.30 horas cuando, según la Ertzainta, los piquetes de los "chalecos amarillos" han empezado a impedir el paso de los camiones, hasta que las colas han comenzado a aumentar progresivamente.