Diario Vasco

San Sebastián, 13 nov (EFE).- Un personaje de un relato de Joseba Sarrionandia sobre los herejes de Durango es el hilo del que ha tirado el historiador Ander Berrojalbiz para dar con un episodio histórico de manipulación de la realidad, claro precedente de las actuales "fake news", que plasma en el libro "La hija de los herejes".

El volumen, editado por Pamiela, ha sido presentado hoy, en su versión en castellano, por el propio Berrojalbiz y por el director del proyecto artístico de Tabakalera, Oier Etxeberria, quien ha explicado que esta publicación tiene su origen en una actividad que se celebró en otoño de 2017 en el centro cultural donostiarra, dedicada a "reactivar textos ya enterrados".

El libro contiene dos partes, la que lo abre es la primera traducción al castellano del relato "El corazón de cristal", que Joseba Sarrionandia escribió en prisión -donde cumplía condena por su pertenencia a ETA- en los primeros años 80, antes de su célebre fuga de la cárcel de Martutene oculto en un altavoz del equipo del cantante Imanol, en 1985.

El relato fue escrito entre los años 1981 y 1982 y se publicó en 1983 en su versión original en euskera dentro del volumen "Narrazioak" y hasta esta edición de Pamiela nunca se había traducido al castellano.

El cuento está ambientado en la represión de los herejes de Durango en el siglo XV -donde se quemaron a 70 condenados- y cita, entre los implicados, a una niña de entre 7 y 8 años, el personaje que llevó a Berrojalbiz a iniciar una investigación histórica que plasma en la segunda parte del volumen, que firma en solitario.

"Descubrí algo muy interesante sobre el texto de Joseba y es que la historia de esta niña está basada en un documento histórico, en una fuente real del siglo XV", en concreto un escrito de Alonso de Cartagena, el obispo de Burgos en la época. "Esa fue la fuente en la que se basó Joseba para escribir su relato", ha explicado el autor.

Cuando Berrojalbiz se documentó sobre esta historia descubrió que, a su vez, la mención del obispo de Burgos "está basada en otra quema de herejes que ocurrió en Colonia en el siglo XII, en 1163" y en realidad no ocurrió en Durango, como sugiere el texto del prelado.

"De hecho la historia fue modificándose según se iba contando esa quema de Colonia", tal y como refleja al citar a cuatro fuentes diferentes, con lo que se observa que, "según van pasando los años, cada vez se vuelve una historia más moralizante, más acorde con la que quiere contar el que escribe".

La hipótesis del historiador consiste en que el obispo de Burgos tomó el viejo suceso de la niña, que ya en el siglo XV era "apócrifo" y lo utilizó para "reforzar su argumentación", del mismo modo que ocurre hoy en día con las denominadas "fake news".

"Se adapta la realidad para crear un discurso que es político y en este caso se utiliza la figura de la mujer como herramienta moralizante a la hora de combatir la herejía, la disidencia religiosa", explica Berrojabiltz, quien destaca "que eso ocurría entonces y ocurre ahora".

La mención a la niña en el texto del obispo de Burgos está incluida en un libro que entra de lleno en el debate de los conversos y cuenta con "los ingredientes de las 'fake news', porque insinúa, deja caer, es todo velado" y "el colmo es que la propia historia que cuenta es apócrifa, porque nada tiene que ver con Durango, sino que es una historia ya elaborada dos siglos antes".

La primera traducción del relato de Sarrionandia fue escrita por el propio Berrojalbiz, quien se la envió al autor, que reside en Cuba, hasta llegar a una versión "de compromiso", firmada por los dos, en la que el escritor guipuzcoano ha reescrito partes y ha añadido algún pasaje, ya que "es muy autocrítico" y, de hecho, ya había elaborado una versión renovada del cuento en 2011.