Diario Vasco

San Sebastián, 10 nov (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha aprovechado hoy el Día de la Memoria para hacer una lectura crítica de la actitud que mantuvo la sociedad vasca hacia las víctimas del terrorismo en las décadas de los años 70 y 80 y reconocer que la respuesta institucional tampoco "estuvo a la altura".

Urkullu ha trasladado este mensaje institucional en el Palacio Mirarmar de San Sebastián, donde ha tenido lugar el acto central organizado por el Gobierno Vasco con motivo del Día de la Memoria que, un año más, se conmemora hoy en Euskadi con varios actos organizados por distintas instituciones y sin unidad.

El PP se ha vuelto a desmarcar de las convocatorias del Gobierno y Parlamento Vasco para recordar a todas las víctimas de terrorismo y de abusos policiales y ha celebrado su propio acto en Irun (Gipuzkoa), donde ha honrado únicamente a las víctimas del terrorismo.