Diario Vasco

San Sebastián, 10 nov (EFE).- Unos 200 voluntarios han participado hoy en la recogida de residuos en el flysch, la formación rocosa protegida que se extiende a lo largo de la costa entre las localidades guipuzcoanas de Deba y Zumaia, organizada por el colectivo ecologista Eguzki.

Esta agrupación organizó esta actividad tras la difusión de un vídeo del surfista Oier Bartolomé en el que se mostraba la aparición de gran cantidad de plásticos en este punto geográfico, marcado por la Unesco como el límite de transición entre los períodos Selandiense y Thanetiense (hace 60 millones de años).

Eguzki ha asegurado en un comunicado que ha sido "llamativa" la cantidad de residuos que se podían ver hoy también en esta zona, donde se han retirado "varias toneladas" de basura.