Diario Vasco

San Sebastián, 9 nov (EFE).- Una mujer será juzgada próximamente en la Audiencia de Gipuzkoa acusada de estafar 15.000 euros con el que inició una relación a distancia desde Marruecos para presuntamente "hacerle creer en un proyecto de vida en común" adquiriendo una vivienda en el país norteafricano.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, al que hoy ha tenido acceso EFE, la mujer actuó "con ánimo de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial" e inició una relación sentimental a distancia con la víctima "utilizando artificio bastante" para "hacerle creer en un proyecto de vida común".

Fuentes del caso han precisado que de esta manera ambos decidieron comprarse una vivienda en Marruecos, para lo que supuestamente la procesada llegó a enviar al hombre los planos del inmueble.

El documento del Ministerio Público, aclara que el perjudicado presuntamente le hizo diferentes transferencias a lo largo de 2014 por un importe total de 14.989 euros.

El escrito detalla que, tras recibir estas cantidades, la acusada "nunca lo empleó en la compra de la vivienda pactada y dejó de contestar a las llamadas" de la víctima, "sin tener ésta conocimiento del dinero".

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa por el que reclama dos años y medio de cárcel para la procesada y que compense al perjudicado con la cantidad estafada.