Diario Vasco

San Sebastián, 13 oct (EFE).- El Delteco Gipuzkoa Basket buscará este domingo sorprender al emergente Tenerife y brindar la primera victoria a una afición que hasta ahora no tiene muchos argumentos para soñar con una gran campaña.

Los donostiarras perdieron de forma muy deficiente en su primera comparecencia en Illunbe contra el Fuenlabrada (60-76), en un partido en el que evidenciaron la falta de acoplamiento y ritmo de la mayoría de los jugadores con los que ha remodelado su plantilla.

Meter 20 puntos al descanso de aquel encuentro fue un duro palo para el proyecto encabezado por Sergio Valdeolmillos, cuyo equipo sí dio la cara en su siguiente salida a Zaragoza, a pesar de caer para volver a dar la de arena en Vitoria ante Baskonia.

La mejoría de hombres como el mexicano Jorge Gutiérrez- ante los alaveses firmó su mejor encuentro- o Garreth Nevells, a un gran nivel que debe de contagiar al resto de su equipo, se pone en la balanza de la esperanza de un mejor panorama para los vascos.

Enfrente estará el domingo un Iberostar que, a priori, tiene mejor plantilla y que ha comenzado como un tiro, con dos triunfos que le encaraman a la cuarta posición de la Liga Endesa.

La plaza donostiarra no es, sin embargo, nada favorable a un equipo tinerfeño que sólo ha ganado una vez en sus cinco presencias en San Sebastián y que la pasada temporada se llevó 18 puntos de desventaja en el triunfo guipuzcoano por 89-70.