Diario Vasco

San Sebastián, 9 oct (EFE).- El Ayuntamiento de San Sebastián ha decidido sacar a concurso un nuevo contrato para el Servicio de Ayuda a Domicilio que aumenta un 11,5 % el precio de licitación respecto al anterior y establece unas condiciones de adjudicación que valoran la mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras, que están actualmente de movilizaciones.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha informado en rueda de prensa de que la Junta de Gobierno Local ha acordado hoy iniciar el expediente para licitar un nuevo contrato para tres años, ampliable a uno más, debido a que el actual adjudicatario renunció a la prórroga de un año a la que tenía derecho.

Goia ha indicado que el ejecutivo local ha aprovechado esta circunstancia para introducir mejoras en los pliegos del concurso, "consciente de la tensión laboral que vive este servicio", en alusión a los paros parciales que llevan a cabo sus trabajadoras, unas 400 empleadas, en demanda de diversas mejoras laborales.

Entre las principales novedades, ha explicado que destaca el incremento del 11,5 % en el precio de licitación para 2019, hasta quedar en 10,3 millones de euros, mientras que establece una subida del 3 %, hasta 10,6 millones, en 2020 y del 2 % adicional para 2021, hasta 10,9 millones.

Estos aumentos se reflejarán en el precio por hora máximo del servicios, que pasará de los 20,64 euros actuales a 23,06 el año que viene, 23,73 en 2010 y 24,19 en 2016.

El alcalde ha resaltado que los nuevos pliegos de la licitación otorgan "mayor peso" a las propuestas que mejoren "las condiciones salariales" de las empleadas que prestan el servicio, de manera que la oferta técnica tendrá una valoración de 76,5 puntos y el resto se dirimirá aplicando diversas fórmulas, a razón de 15 puntos para las propuestas empresariales que reflejen mejoras laborales, 6 para el precio y 2,5 puntos para las mejoras del servicio.

Según ha recordado el alcalde, el Servicio de Ayuda Domiciliaria en San Sebastián se financia con unos 6 millones de euros anuales que aporta el Ayuntamiento y cerca 3 al año por parte de la diputación, mientras que el resto procede de las aportaciones de los propios usuarios.