Diario Vasco

San Sebastián, 16 sep (EFE).- Un total de 14.120 de personas han asistido a la octava edición del Donostia Festibala, la segunda que tiene lugar en el hipódromo de Zubieta, donde no pudo estar finalmente el grupo feminista ruso Pussy Riot que canceló su actuación.

Las Pussy Riot tenían prevista su salida al escenario del Donostia Festibala ayer por la noche, pero horas antes anunciaron que no podrían acudir a la capital guipuzcoana porque debían acompañar a uno de sus miembros, Peter Verzilov, que permanece hospitalizado por un posible envenenamiento.

Donostia Festibala congregó a unas 6.500 personas el viernes y a 7.500 el sábado, ha informado hoy la organización en un comunicado.

Durante estos dos días, que han contado con el buen tiempo como aliado, han desfilado una treintena de artistas por los escenarios del hipódromo donostiarra como Berri Txarrak, C. Tangana, Kase.O, Nathy Peluso, No Age, Niño de Elche y La M.O.D.A..