Diario Vasco

San Sebastián, 16 sep (EFE).- Un grupo de activistas del grupo feminista Nalua de Eibar (Gipuzkoa) han llevado a cabo hoy una protesta en el santuario de Arrate, donde han recibido al obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, con el torso desnudo y al grito de "Gora borroka feminista" (Viva la lucha feminista).

Munilla ha acudido este mediodía al alto eibarrés para oficiar la misa de bienvenida a la orden de las Carmelitas Samaritanas que se han instalado en el antiguo hotel Krabelin de Arrate, propiedad del obispado de San Sebastián, que se convertirá en su convento.

A su llegada al santuario, Munilla se ha encontrado con varias activistas de Nalua con caretas y el pecho desnudo que le han increpado al grito de "Gora borroka feminista".

El grupo Nalua, que inició su actividad en 2014, ha informado sobre la protesta a través de las redes sociales.

Esta es la segunda vez que el obispo de San Sebastián es blanco de las protestas de grupos feministas ya que el pasado 8 de marzo un grupo de mujeres se desnudó de cintura para arriba ante la catedral del Buen Pastor de la capital guipuzcoana en respuesta unas palabras pronunciadas por el prelado sobre el feminismo.

Munilla aseguró en su programa de Radio María que el "demonio había metido un gol" a la causa feminista "desde las propias filas", debido a que algunas de las reivindicaciones de este colectivo, como el aborto libre, se había vuelto contra las mujeres, según el obispo.