Diario Vasco

San Sebastián, 10 sep (EFE).- CCOO ha asegurado hoy que el "silencio" de la consejera de Educación, Cristina Uriarte, con respecto a la situación que viven las mujeres que desean participar como soldados en el alarde de Hondarribia, y su aparición en una foto con su hija, cantinera del desfile tradicional, hacen que su "trayectoria pasada" pierda "eficacia y hasta credibilidad".

"Precisamente, la importancia de su cargo es lo que da trascendencia a sus actos, presencias o ausencias. Y este caso cuestiona su trayectoria pasada tanto como los discursos igualitarios y de reivindicación feminista realizados en otros foros", destaca en un comunicado la sección de Educación de este sindicato.

La central opina que el cargo de consejera de Educación "debe servir como referente de la defensa de los derechos humanos, sociales y colectivos", pero cree que Uriarte "no ha actuado así" ante las circunstancias de las mujeres que quieren desfilar como soldados y que solo pueden hacerlo en la compañía mixta Jaizkibel.

"Su silencio, ante la falta de respeto que supone la vulneración del espacio público para la mujer en igualdad de condiciones, la sitúa en una posición complicada. A falta de discurso público, diáfano, en contra del desaire que años tras año sufren las mujeres en esa localidad, lo que ha trascendido es su imagen en un acto privado en clara contradicción con lo expuesto", recalca.

CCOO también denuncia "la falta de posición política" sobre esta cuestión por parte "del resto" de consejerías del Ejecutivo vasco.

"Cualquier representante político público de este Gobierno está obligado a hacer cumplir la ley y no puede escudarse tras un argumento tan endeble como el del respeto a la tradición para mantener su inacción", resalta.

Y añade que, "mientras que así siga siendo, acontecimientos como los de Hondarribia 2018 seguirán dejando una constatación evidente y sangrante, de que los representantes del Gobierno Vasco, en pleno siglo XXI, siguen ignorando con su silencio oficial la discriminación de género que sufren las mujeres en este acto festivo".