Diario Vasco

San Sebastián, 13 jul (EFE).- La familia de un antiguo empleado de la Papelera Mendía de Hernani (Gipuzkoa), fallecido hace un año a causa del cáncer de pulmón que padecía por haber estado en contacto con amianto durante su trabajo, reclama en los tribunales 156.000 euros por daños y perjuicios a Cominter Tissu, la actual empresa sucesora.

Según ha informado hoy la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi (Asviamie), el juicio por la demanda interpuesta por la viuda e hijos del antiguo operario, que falleció en junio del año pasado a los 71 años, se celebrará en el Juzgado de los Social número 3 de San Sebastián el próximo martes.

Asviamie ha afirmado que en julio de 2016 médicos del Hospital Donostia de Osakidetza le diagnosticaron un carcinoma pulmonar, por el que el INSS dictó poco meses después una resolución de incapacidad absoluta derivada de enfermedad profesional.

El fallecido trabajó desde 1962 hasta 1993, primero como aprendiz y después como oficial de mantenimiento mecánico, en la antigua planta papelera de Hernani, que más tarde pasó a integrar Gureola-Scott, posteriormente el grupo Scott Ibérica y en la actualidad es propiedad de la sociedad Cominter Tissu.

La organización vasca de víctimas del amianto ha destacado que el Instituto Vasco de Salud Laboral, Osalan, emitió hace dos años un informe que recogía las distintas labores en las que el exempleado manipuló y estuvo expuesto a la sustancia tóxica, entre las que figuran la colocación y reparación de las tuberías de agua caliente de la caldera de vapor o las placas de la campana de la máquina de papel, ambas hechas con amianto.

Miembros de Asviamie se concentrarán el día del juicio ante los juzgados donostiarras en apoyo a la demanda y para exigir la creación de un fondo de compensación para las víctimas.