Diario Vasco

San Sebastián, 12 jul (EFE).- Emakunde ha abierto hoy un debate sobre la gestación subrogada en los Cursos de Verano de la UPV-EHU, en el que ha presentado un exhaustivo informe sobre este asunto con el que trata de clarificar "el estado" de un fenómeno no ha dejado de crecer y se cree que está por encima de la adopción internacional.

Algunas fuentes consideran que actualmente nacen en el mundo unos 20.000 bebés a través de esta práctica, un millar de los cuales tienen padres "de intención españoles". En Euskadi, se calcula que nacen por este medio 250 al año, indica este dosier.

Al ser una práctica ilegal en España, muchas parejas acuden a otros países donde sí está permitida y posteriormente solicitan el registro de los menores en España.

"¿Gestación subrogada o vientres de alquiler? Los límites de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres" es el título de este seminario, que reunirá hoy y mañana en San Sebastián a expertos en la materia y que ha inaugurado la directora de Emakunde, Izaskun Landaida.

Ha dicho que el objetivo de las dos jornadas es "contribuir" al debate sobre este controvertido tema con información acerca de "las diferentes posturas planteadas y quiénes las sustentan", así como sobre "las distintas repercusiones culturales, sociales, éticas y jurídicas de esta práctica en las vidas y derechos de las mujeres y de los menores".

Emakunde acude con sus informe, que ha elaborado este mismo año junto a la Fundación EDE y que presenta como "un proceso de sistematización y análisis" de un fenómeno que en España se documentó por primera vez en 2009, cuando se admitió la primera inscripción de un niño en la Dirección General de los Registros y del Notariado de la Administración.

Como señala el estudio en su introducción, "la publicidad que la industria de la subrogación ha venido realizando, apoyándose en casos de celebridades que han abogado por la gestación subrogada, promueve en la opinión pública la idea de esta práctica como elemento de progreso".

"Sin embargo -recuerda- también se ha generado un movimiento social de protesta de carácter transversal del que forman parte personas de muy distintas ideologías, desde el feminismo a la bioética cristiana".

La magnitud y localización de esta práctica, los marcos normativos existentes en el ámbito internacional, las perspectivas éticas, sociales y jurídicas de esta gestación o los riesgos existentes son objeto de análisis en este extenso dosier, que recoge también los posicionamientos de distintas entidades y organismos.

Landaida ha destacado "la importancia de generar espacios de reflexión sobre temas de actualidad y que generan debate", como en este caso, con el que quiere también "aportar una mirada que tenga en cuenta el impacto de género".

"No se puede hablar de la gestación subrogada sin tener en cuenta cuál es la sociedad en la que vivimos: las relaciones jerárquicas existentes entre mujeres y hombres, el contexto global de feminización de la pobreza y la discriminación interseccional que sufren las mujeres, o las múltiples violencias que hacen a las mujeres más vulnerables frente a las demandas que ampara el mercado", ha subrayado.

"Hay que evitar la mercantilización del cuerpo de las mujeres", ha declarado Landaida en la apertura del curso, en el que la filósofa y escritora feminista Amelia Valcárcel ha impartido la ponencia inaugural, titulada "Los límites de la mercantilización de las mujeres".