Diario Vasco

San Sebastián, 28 jun (EFE).- El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha reprochado hoy al Gobierno Vasco que "ignore el odio contra la Guardia Civil mientras trabaja para favorecer a los presos de ETA", al permitir la concentración convocada el próximo sábado en Oñati (Gipuzkoa) ante la casa cuartel de la localidad.

Covite también reclama, en una nota, al delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, que condene este "escrache", al tiempo que denuncia que el Gobierno Vasco "permita" una protesta como ésta, encuadrada en la celebración del "Fan Hemendik Eguna" (Día del Fuera de Aquí), una jornada en la que anualmente vecinos de esta localidad próximos a la izquierda abertzale piden la salida de las Fuerzas de Seguridad del País Vasco y de Navarra.

En su comunicado, el colectivo de víctimas acusa al Ejecutivo autonómico de "haber puesto el foco del debate público durante las últimas semanas en los presos y en las expectativas puestas en los pasos a su favor que pueda dar el Gobierno de Pedro Sánchez, ignorando el discurso de odio que se propaga en el País Vasco contra la Guardia Civil, uno de los colectivos más castigados por ETA y que más ha trabajado por el fin del terrorismo".

"El Gobierno Vasco se jacta de avanzar en una supuesta convivencia, al tiempo que permite la celebración de actos que fomentan la radicalización", añade el escrito que alerta también de la necesidad de que la Consejería vasca de Seguridad "impida este tipo de actos" porque en la casa cuartel de la Guardia Civil en Oñati "no sólo residen los agentes, sino también sus familias, incluidos niños"

"Es responsabilidad de dicho departamento impedir este tipo de actos para proteger la seguridad y la intimidad de estas familias", remarca Covite, que insiste también en la importancia de que el delegado del Gobierno "se pronuncie" sobre este "acto de acoso contra la Guardia Civil" pues, en su opinión, si Loza "quiere mostrar su compromiso con las víctimas del terrorismo, tiene la obligación de condenar" estas actuaciones y "trabajar, dentro de sus competencias, para que no se produzcan".