Diario Vasco

San Sebastián, 28 jun (EFE).- Un total de 1.247 establecimientos donostiarras, el 27 % de los 4.576 visitados, se ha comprometido a utilizar la primera palabra a sus clientes en euskera, mientras el 41 % cuenta con al menos la mitad de su personal de cara al público capaz de hablar en esa lengua y el 42 % no cumple esta condición.

El alcalde de San sebastián, Eneko Goia, ha presentado hoy el resultado del proyecto "Merkataritzan eta ostalaritzan ere esuekarz", que pretende fomentar el uso del euskera en el comercio y la hostelería al que se han adherido 1.247 establecimientos.

En virtud de esta iniciativa estos comercios y locales de hostelería se comprometen a dirigirse en euskera como primera opción a las personas que entran en sus locales.

Goia ha considerado positivo que la influencia del turismo en este sector haya provocado que cada vez se utilice más el francés o el inglés en sus cartas, pero "hay que tener en cuenta que nuestras lenguas oficiales son dos y una de ellas es el euskera", ha matizado.

Los datos han sido facilitados hoy en una rueda de prensa en la que han participado la concejala de Cultura, Euskera y Educación, Miren Azkarate, el representante de la Federación de Comerciantes de Gipuzkoa, Javier Ferreras, la gerente de San Sebastián Sshops Donostia, Lourdes Lázaro, el presidente de la Asociación de Hosteleros de Gipuzkoa, Mikel Ubarretxena, y la técnica de la asociación Bagera, Idoia Trenor.

El requisito para adherirse a la iniciativa "Merkataritzan eta ostalaritzan ere euskeraz" es que al menos el 50 % de las personas que desempeñan su labor de cara al público hable euskera tras lo cual podrá colocar un distintivo en el exterior de sus negocios para que la clientela sepa que tiene la opción de ser atendida en esa lengua.

En 2014 los servicios municipales comenzaron a visitar establecimientos en la Parte Vieja e Intxaurrondo, y han continuado en 2015, 2016 y 2017 por el resto de barrios de la capital.

En total han acudido a 4.576 locales, de los cuales el 14 % (653) cumplen con las condiciones pero no han querido participar en el programa.

Entre las razones esgrimidas para esta negativa figuran que "no quieren significarse" y puede ser interpretado como "menosprecio a otras lenguas" o el temor a que el Ayuntamiento "les solicite más compromisos, ha indicado Azkarate.

Las grandes cadenas aseguran que "no pueden tomar esta decisión y además afirman que no suelen ser sensibles con las lenguas minoritarias", ha agregado Azkarate.

Asimismo existen comercios que cuentan con el 50 % de euskoparlantes pero "precisamente las personas que atienden al público no", ha explicado.

Azkarate ha indicado que durante las visitas se ha constatado la existencia de establecimientos que no cumplen los requisitos para formar parte de la iniciativa pero tienen voluntad de seguir trabajando para lograrlo.

Del total de 1.247 establecimientos adheridos al proyecto 712 corresponden al comercio y 266 a la Hostelería.