Diario Vasco

San Sebastián, 22 jun (EFE).- San Sebastián 2016 dará continuidad a su proyecto de "Auzolab" a través de "Hibrilaldiak", que mantendrá la misma filosofía de las "conexiones improbables" para unir a profesionales de diferentes disciplinas con organizaciones que hayan decidido hacer frente a un reto innovador con ayuda externa.

Enara Garcia, responsable de Participación de la Capitalidad Europea de la Cultura, y Roberto Gómez de la Iglesia, director de la consultora que está detrás de esta iniciativa, han presentado hoy "Hibrilaldiak", del que se realizarán tres convocatorias entre 2015 y 2016, la primera de las cuales se cerrará el 19 de julio.

El acto ha tenido lugar en el local de la asociación de vecinos Amara Bai, uno de los colectivos que se sumó a los "auzolabs" puestos en marcha en 2014 y que, junto al artista Mikel Morlas, trabajaron en "la redefinición de estrategias para dinamizar culturalmente el barrio".

El creador se alió con los vecinos en un "mapeo" de la zona de Amara que sirvió para recoger información, descubrir lugares con potencial que habían pasado inadvertidos, identificar posibles itinerarios culturales y establecer una nueva forma de acercamiento entre los ciudadanos del barrio "más creativa y desenfadada".

Tras el "auzolab", Amara Bai ha comenzado la elaboración de un documento que recogerá los ejes fundamentales del proyecto cultural.

"Ahora nuestro trabajo es darle contenido. Para mí, lo más importante de esta iniciativa es que ahora contamos con un proyecto por escrito. Otros puede que esperaran algo más y otros algo menos, pero tener algo por escrito en un movimiento como éste es muy complicado", ha destacado Harkaitz Aranburu, coordinador de Amara Bai, durante esta presentación.

El ejemplo de Amara Bai ha servido para ilustrar esta propuesta de "hibridación", en la que organizaciones sociales, sanitarias, culturales, empresariales, etc, pueden recibir la ayuda de artistas, arquitectos, filósofos o antropólogos.

Los proyectos se desarrollarán en varias reuniones y su conclusión no supondrá la resolución del reto, sino que más bien será un punto de partida.

Lo que se habrá conseguido es que en la organización participante "entren aire fresco y puntos de vista diferentes", ha dicho Gómez de la Iglesia, responsables de la consultora C2+i.

Según ha explicado, los profesionales elegidos para trabajar en los proyectos que se seleccionen en las convocatorias de "Hibrilaldiak" tienen perfiles "no ortodoxos", con "lógicas de pensamiento distintas", algunos de los cuales ya han colaborado anteriormente con su empresa.

"Estamos en una sociedad diversa en la que seguimos funcionando con lógicas disciplinadas, y grupos afines y homogéneos. La hibridación es un factor importante para la creatividad. La sociedad vasca será una sociedad creativa cuando sus organizaciones sean creativas", ha destacado Gómez de la Iglesia.