Diario Vasco

Nur-Sultán, 2 ago (EFE).- La delegación opositora siria que participa en la décimotercera reunión para la verificación del alto el fuego en Siria ha aceptado la tregua en la provincia de Idlib, anunció hoy el jefe del Departamento de Asia y África del Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Erzhán Mukash.

"Se ha llegado un acuerdo sobre la tregua. Está claro que junto a Idlib quedan terroristas que no la van a cumplir, pero la oposición siria aquí presente ha aceptado la tregua", dijo a la prensa el diplomático kazajo.

Este jueves, después de una ofensiva de varias semanas que se cobró centenares de muertos entre la población civil, el Ejército leal al presidente sirio, Bachar al Asad, anunció un alto el fuego en la zona de Idlib, el último reducto opositor en Siria.

Damasco condiciona el cese de hostilidades a la desmilitarización de la provincia de Idlib, de conformidad con el acuerdo alcanzado entre Rusia y Turquía en la ciudad rusa de Sochi en septiembre de 2018.

El pacto de Sochi detuvo entonces una potencial ofensiva gubernamental contra la región y estableció un cinturón humanitario para los cerca de 3 millones de personas que se estima viven en ella.

La declaración del alto el fuego por el mando militar sirio se produjo después del anuncio de la ONU de que investigará los daños causados a las instalaciones civiles durante al ofensiva del Ejército de Al Asad, que cuenta con el apoyo de una agrupación aérea rusa desplegada en el país árabe.

En las negociaciones en Nur-Sultán participan representantes de la oposición y el Gobierno sirio, así como de Rusia, Turquía e Irán, los tres Estados garantes del alto el fuego en el país árabe, y de la ONU.

Por primera vez en las consultas participan observadores de Irak y el Líbano.