Diario Vasco

Londres, 1 ago (EFECOM).- La petrolera angloholandesa Royal Dutch Shell ganó 8.999 millones de dólares en el primer semestre del año, un 25 % menos que en el mismo periodo de 2018, debido a la caída de los precios del petróleo y el gas, informó este jueves en un comunicado a la Bolsa de Londres.

El beneficio bruto de la empresa entre enero y junio fue de 14.323 millones de dólares, frente a 17.977 millones de dólares en los primeros seis meses del año pasado -un 20,3 % menos-, mientras que la facturación fue de 174.278 millones de dólares, un descenso del 6,30 %.

En el segundo trimestre de 2019 Shell tuvo un beneficio neto de 2.998 millones de dólares, un 50 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que refleja la volatilidad de precios causada por las presiones geopolíticas y la tensión entre la oferta y la demanda.

Entre los pasados meses de abril y junio, la empresa repartió un dividendo por acción de 0,47 dólares, lo que arroja un acumulado en los seis primeros meses del año de 0,94 dólares por título.

Shell anunció hoy asimismo la apertura de la siguiente fase de su programa de recompra de acciones, con un valor máximo de 2.750 millones de dólares hasta el 28 de octubre.