Diario Vasco

Naciones Unidas, 1 ago (EFE).- El Gobierno ruso mostró este jueves en la ONU su rechazo a la decisión del secretario general de Naciones Unidas de investigar la destrucción y el daño sufridos por instalaciones civiles y otras apoyadas por la ONU en la ofensiva del Gobierno sirio con apoyo ruso contra la provincia de Idlib.

"Lamentamos este paso, hablando con franqueza", dijo el representante permanente adjunto de Rusia ante Naciones Unidas, Dmitry Polyanskiy, que calificó la decisión de António Guterres de "error".

Según Polyanskiy, la creación de un grupo para investigar estos incidentes responde a "presiones de países que realmente no quieren llevar la paz a Siria".