Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFECOM).- La mutua Pelayo ha tenido un beneficio neto de 2,11 millones de euros en la primera mitad de 2019, un 16,5 % más que en el mismo periodo del año anterior, a pesar de que la facturación bajó un 3,3 %, hasta 178,8 millones de euros.

De esa cantidad, 141,7 millones de euros se corresponden con la facturación de autos, un 4 % menos, y la cartera del ramo bajó un 2,68 %, hasta 858.667 pólizas, según la información difundida este jueves por la compañía.

La tasa de siniestralidad a cierre de junio era del 66,72 %, un descenso de 2,29 puntos sobre el año anterior.