Diario Vasco

Jartum, 1 ago (EFE).- Miles de personas salieron hoy a las calles en varios puntos de Sudán para protestar por la muerte el lunes de seis manifestantes en el sur del país, a pesar de que la oposición civil, convocante de las marchas, ha anunciado "grandes avances" en sus negociaciones con la junta militar en el poder.

En Jartum, los participantes en las protestas portaron fotografías de los fallecidos esta semana en la ciudad del Al Obeid durante una marcha de estudiantes de secundaria, cuatro de los cuales eran adolescentes, y corearon lemas como "Sangre por sangre" y "No aceptamos dinero".

Las marchas de hoy, convocadas por la plataforma opositora Fuerzas de la Libertad y el Cambio, se producen mientras esta agrupación continúa sus negociaciones con la junta militar que detenta el poder desde el derrocamiento el pasado junio de Omar al Bashir.

En las últimas horas se han reunido los comités técnicos de ambas partes y esta previsto que en breve continúen las negociaciones directas entre los líderes sobre la futura Constitución, afirmó a Efe una fuente del equipo mediador de la Unión Africana (UA) que pidió el anonimato.

Según anunció en rueda de prensa el miembro del equipo legal de las Fuerzas para la Libertad y el Cambio Satea al Hash, se han producido importantes avances en las conversaciones.

"La mayoría de los puntos ya fueron acordados a través de los comités legales, excepto algunos pocos no fundamentales", aseveró.

Las partes han alcanzado un acuerdo sobre si otorgar inmunidad a los miembros del Consejo Soberano que gobernará Sudán durante los próximos tres años de transición, una decisión que pactaron dejar en manos del Parlamento y que requerirá el apoyo de dos tercios del Legislativo.

Entre los puntos todavía pendientes de acuerdo están la reconstrucción de las fuerzas de seguridad y la composición de los comisionados de elecciones y fronteras, detalló Al Hash.

El 12 de julio, la junta militar y la oposición civil liderada por las Fuerzas de la Libertad y el Cambio llegaron a un acuerdo para crear un gobierno de transición para los próximos tres años.

El pacto se alcanzó en medio de constantes tensiones e incidentes como el que se produjo el 3 de junio, cuando la concentración permanente de manifestantes que se mantenía frente a la sede del Ejército en Jartum fue arrasada por las fuerzas de la junta.

En los últimos días, se han convocado más protestas para pedir justicia no sólo para los seis fallecidos en Al Obeid, sino también para las víctimas del desalojo de la acampada en Jartum.