Diario Vasco

Panamá, 1 ago (EFE).- El fenómeno meteorológico de El Niño, que ha tenido devastadores efectos en múltiples zonas de Centroamérica, se debilitará en los meses de septiembre y octubre y pasará a una fase neutra, según estimaciones publicadas este jueves en Panamá.

"Se pronostica que para octubre estuviese terminando el evento" y pase entonces "a fase neutral", es decir que haya lluvias propias de la época, dijo la gerente de Climatología de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. panameña (Etesa), Alcely Lau.

El Niño se produce como consecuencia del calentamiento anormal del océano Pacífico, prolongando la temporada seca y disminuyendo a niveles mínimos las lluvias.

En varios países de la región este fenómeno afectó los cultivos y, en Panamá, los niveles de la cuencas hidrográficas que alimentan el canal interoceánico.

La experta panameña, quien expuso este jueves las perspectivas del clima para el período agosto-octubre, se basó en los resultados del LIX Foro del Clima celebrado en San José y explicó que la perspectiva climática en Centroamérica prevé que se de una probabilidad de lluvia por encima de lo normal en la zona norte de Guatemala y en el Caribe de Costa Rica y de Panamá.

Se pronostica que el escenario de menos precipitación tenga lugar en el sur de Honduras y el este y Pacífico de Nicaragua y Costa Rica, mientras que el resto del istmo presentaría un comportamiento normal de la época lluviosa, señaló Lau.

Sobre los huracanes, indicó que se pronosticó unos 14 ciclones tropicales en la zona del Atlántico y Caribe de la región y que, hasta la fecha, solo se registraron tres eventos, de ellos una tormenta subtropical, un huracán y una depresión tropical.